0

Tras varios días ingresada, Ana María, madre de Ana Obregón, recibió este lunes el alta hospitalaria y fue recogida por dos de sus hijas, Amalia y Celia. Después de pasar el ingreso sin separarse de ella, la familia García Obregón ha podido volver a encontrarse en casa y tranquilos porque solo ha sido un susto.

Sin duda, Ana Obregón es para la que más difícil ha sido enfrentarse a este ingreso, pues ella misma explicó que «volver a un hospital era como un regreso al infierno» que le hacía recordar todo lo vivido con su hijo.

Por ello, la actriz ha sido la que más se ha emocionado al ver a su madre volver a casa y reencontrarse con su padre, Antonio, por lo que ha querido compartirlo en Instagram con sus seguidores.

«Hoy es el primer día en un año que no lloro de rabia, ni de dolor, ni de tristeza. Hoy se me saltan las lágrimas de emoción, no solamente porque estés de vuelta en casa mamá (eres una campeona), sino también por ese amor infinito de casi 67 años que hay entre papá y tú», ha escrito la bióloga en su post.

«Gracias a los dos por este momento que guardaré bajo llave en mi corazón y que comparto con vosotros como agradecimiento por interesaros por la salud de mi madre y apoyarme con tanto cariño siempre», ha concluido Ana Obregon.

Junto al texto, la ex del conde Lequio ha mostrado un vídeo de sus padres, Ana María y Antonio, fundiéndose en un tierno beso y demostrando el amor a sus más de 90 años.