0

Actualmente, son cada vez más las marcas que se suman al movimiento Cruelty Free, que defiende el respeto de los animales frente a las marcas y empresas que testan sus productos en ellos.

A pesar de ello, hay algunos laboratorios y marcas que sí que siguen testando sus productos en animales, como cobayas, perros, conejos o ratones, entre otros. Por ello, son muchas las personas que prefieren comprobar si una marca es Cruelty Free, es decir, que no testa en animales, antes de comprar sus productos.

En la mayoría de países, las marcas o empresas que venden productos Cruelty Free muestran en sus envases un símbolo o logo que indica que no testan en animales. En estos sellos suelen aparecer las imágenes o siluetas de conejos, así como las inscripciones "vegano" o "vegan".

Sin embargo, algunos países piden a las empresas una cantidad de dinero para conseguir el sello, por lo que muchas de ellas optan por no pagarlo y, por tanto, aunque no testan en animales, no muestran este sello en los envases.

Por ello, el consumidor también puede informarse a través de la propia web de la marca, ya que la mayor parte de empresas que no testan en animales disponen de esta información en su página web, ya que hoy en día estar comprometido con los animales y respetar sus derechos es un valor añadido para ellas.

También existen aplicaciones móviles que, leyendo el código de barras de un producto con la cámara, indican si este ha sido testado en animales o no. Es el caso de la app Cruelty Cutter o Bunny Free.

Por último, desde la organización Cruelty Free International, tienen un apartado de compra responsable, donde se puede buscar por marca o empresa, así como por tipos de producto, de tal modo que todos los resultados que ofrece la página son respetuosos con los animales.