En la Rambla de Palma, los puestos de las floristas registraron ayer un aumento de la actividad por la reserva y compra de ramos de flores. | M. À. Cañellas

2

En época de pandemia el amor no deja de latir y este domingo, festividad de San Valentín, muchos enamorados celebran junto a sus parejas una de las jornadas más románticas del año. Durante toda la semana las floristerías, perfumerías y joyerías han notado una destacada presencia de clientes con el objetivo de adquirir un detalle para la persona querida. Regalos clásicos como ramos de flores, rosas rojas, el perfume favorito o un anillo, colgante o pulsera con el que sellar tan inolvidable momento.

Ante el cierre de restaurantes, los hoteles abiertos son el destino de muchas parejas que durante este fin de semana disfrutan del placer y la comodidad de todos los servicios del establecimiento, en plena ciudad o frente al mar.

La mayoría de los hoteles, como el Nixe Palace, Horizonte, Valparaíso o Can Bordoy, entre otros, amplían esta romántica oferta de San Valentín durante todo el mes. Y es que son muchas las parejas que, por diferentes motivos, no han podido alojarse este fin de semana en un hotel, entre ellas las restricciones sanitarias que limitan la ocupación al 30 por ciento.

mc130221774.jpg

«Este año se ha notado un incremento de reservas», comenta Francisco Serrano, director del hotel Nixe Palace, de la cadena Santos. Sus huéspedes han disfrutado de románticas cenas, viernes y sábado, especial servicio de habitación y detalles especiales de flores, bombones y botellas de champán, así como fresas con chocolate en el desayuno y suits con vistas al mar.

Traslado con chófer

En Can Bordoy Grand House & Garden la propuesta ofrece un servicio de recogida a domicilio y desplazamiento hasta el establecimiento en coche con chófer privado. Alojarse en Can Bordoy incluye un precioso ramo de flores, y el acceso en exclusiva a la Suite Spa durante una hora. Una cita romántica en el que ha sido elegido como Mejor All Suite Hotel de Europa, en la última edición de los World Travel Awards, considerados como los Óscar del Turismo.

Con cenas especiales y suits con bañeras de hidromasajes en la terraza, el Gpro & Spa Valparaiso cautiva con el San Valentín más ‘prohibido’.

En Can Bordoy pueden disfrutar de sus impresionantes suites con todo lujo de detalles. Foto: Terplanet

En el hotel Horizonte las parejas se enamoran de las impresionantes vistas a la bahía y una romántica ambientación donde el amor fluye en un ambiente muy acogedor.

Pero San Valentín también se vive en la calle. Los puestos de flores de la Rambla de Palma registraron ayer una destacada actividad, y no faltó algún cliente que se llevó o reservó hasta dos y tres ramos.