David Serra está al frente del bar y restaurante Mig i Mig. | C.Viera

El bar y restaurante Mig i Mig es uno de los más populares de Manacor. Su propietario, David Serra, un empresario hecho a sí mismo, lleva toda la vida al frente de diferentes negocios de restauración. Actualmente es responsable de establecimientos en Maria de la Salut, s’Illot, Palma y como no, Manacor. De entre todos ellos, ahora es la única persona al frente de Mig i Mig, tras tener una plantilla total de más de 60 trabajadores, 14 de ellos en este establecimiento.

«Actualmente estamos bajo mínimos, con una facturación que ha caído más del 90 por ciento con respecto a las mismas fechas del año pasado», lamenta. Al comienzo de las últimas duras restricciones para la hostelería, con el cierre de terrazas, inició un servicio de comida para llevar, pero tuvo que suspenderlo tras la primera semana, ya que no tuvo los resultados deseables.

David Serra es el propietario de Mig i Mig, en la plaza de sa Bassa de Manacor.

«Ahora tenemos abierto de 9 a 13 horas, todos los días de la semana». Serra despacha básicamente cafés y algunos bocadillos desde una mesa colocada a la entrada del amplio local, que ofrece una imagen desoladora, con todas las mesas apiladas.

«Nuestra clientela es de todo tipo», afirma mientras va y viene incansable a la barra para preparar y servir cafés. «En condiciones normales ofrecemos una cocina muy variada, con platos de todo tipo, una comida sencilla pero de gran calidad, elaborada al 100 por ciento en nuestra cocina». De estos platos no se ha planteado un servicio a domicilio, ya que no confía demasiado en que sea rentable ante la situación actual. «La gente es muy pesimista, los ánimos están ahora muy bajos. Hay muchos clientes que me dicen que se sienten agotados psicológicamente», afirma.

El café es ahora el protagonista en Mig i Mig.

Confía en que hacia el verano se pueda volver a trabajar, pero ve imposible la vuelta a la normalidad durante este año. Como para todos sus compañeros de gremio, los continuos cambios en las restricciones han sido lo peor, con muchos gastos derivados de tener que adaptarse a los sucesivos panoramas.

Cafés para todos los gustos

David Serra sirve actualmente unos 70 u 80 cafés al día. «El cliente no ha renunciado al café», sostiene. En Mig i Mig son especialistas en todo tipo de formas de elaborar esta bebida. El capuchino italiano, el latte machiato, el café con hielo o el popular carajillo no pueden faltar en su oferta.