La tonadillera Isabel Pantoja durante el concierto en Madrid. | Efe

2

Nuevo capítulo en el conflicto entre Isabel Pantoja y su hijo. Kiko Rivera, que asegura que su madre le «ha robado» la herencia de su padre Paquirri, se ha sentado hasta tres veces en el plató de Sálvame para relatar el sufrimiento que está viviendo y sacar a la luz los «trapos sucios» de su progenitora.

Este martes la tonadillera ha mandado un comunicado para responder a la polémica sobre 'Mi Gitana', la casa que compartió con Julián Muñoz. El representante de la artista ha indicado, tal y como recoge la revista ¡Hola!, que «no tuvo ni pudo tener participación en la venta del inmueble, dado que en esa fecha se encontraba cumpliendo una pena de prisión».

En el mencionado documento también se niega que existan paraísos fiscales de los cuales la cantante pueda tener fondos de la venta: «Son falsas todas las manifestaciones sobre fondos o intereses en paraíso fiscal alguno, no teniendo nada que ver is representados con la compradora de la finca».

Los colaboradores del famoso programa de Telecinco se han mostrado sorprendidos con el comunicado, ya que no entienden que responda a esta polémica cuando hay otras «más relevantes» que le afectan en este momento.

Noticias relacionadas

Por su parte, Kiko Rivera ha acudido este lunes a su cuenta de Instagram para publicar un vídeo en el que ha dicho que da un paso atrás en la guerra mediática que tiene abierta contra su madre. «Estoy mentalmente destrozado», aseguró el DJ, visiblemente afectado tras su última intervención en el Deluxe.