La lucha diaria del sector de la restauración ante las restricciones. | Youtube Última Hora

3

Sabrina Sureda, apasionada de la cocina, madre de cuatro hijos y propietaria del bar cafetería Veïns (avenida Picasso, 56) mantiene con mucho trabajo y esfuerzo el pequeño negocio que abrieron sus padres, Marisol y Miguel, en el año 2000. «Mi padre trabajaba de conductor de autobuses y mi madre en un surtidor de gasolina. Ambos, que ya habían tenido un bar hacía muchos años, en la zona del Polígon de Llevant, en Palma, decidieron abrir este bar que era una pequeña panadería, cogiendo el local adyacente para ampliarlo», comenta Sabrina, mientras prepara una deliciosa paella. «Al principio, mis padres empezaron sirviendo cafés y bocadillos. Poco antes de dejarlo comenzamos a hacer cocina mallorquina». Consciente de que «la pandemia nos ha cambiado la vida», Sabrina comienza la jornada muy temprano. Tras llevar a sus hijos al colegio, hace la compra y comienza a preparar el plato del día. «Mantenemos un servicio de plato del día y nuestras especialidades de bocadillos, que tienen mucho éxito». Cuenta con gran fidelidad de su clientela, entre vecinos, médicos, profesores y estudiantes de centros cercanos.

A primera hora, muchos vecinos y trabajadores se acercan a por un café para llevar, «incluso nos piden el diario Ultima Hora para leer mientras se lo toman en la acera de enfrente». A media mañana se acercan los estudiantes y profesores, además de médicos y personal sanitario. El Extreme es uno de los bocadillos más demandados, elaborado a base de pollo o lomo, queso, bacon, aguacate, cebolla, lechuga y tomate, que hace las delicias de los más exigentes, «al igual que las hamburguesas caseras de ternera, que las elaboramos nosotros mismos».

El bar Veïns cuenta con una empleada y con Sabrina, a quien le gusta estar entre fogones. «Lo mío es más la cocina. De todos modos tengo experiencia en la restauración ya que junto a mi marido, Toni Lacasa, teníamos algunos locales en sa Llonja». «Sinceramente, abrir en estas circunstancias no es rentable, pero al menos no estamos en casa y los gastos son menores».

Bocadillos y plato del día

Sus bocadillos y hamburguesas son los más deseados entre su variopinta clientela. El bar cafetería Veïns tiene una amplia oferta de cocina casera para llevar, desde plato del día, como paella, sopas mallorquinas, etc., hasta deliciosas quesadillas, Pat Thai o platos típicos mexicanos.

BAR VEINS.