El canto de la Sibil·la rodado en Valldemossa abrió el primer capítulo de la temporada. | RTVE

1

Los seguidores en Mallorca de la segunda temporada de La caza, de RTVE1, no tienen problema alguno para seguir la trama cuando se menciona el canto de la Sibil·la, convertido en parte de la banda sonora de la serie, o aparecen los caparrots, debajo de uno de los cuales se esconde el responsable del primer crimen de Tramuntana. Para los espectadores de otras comunidades autónomas la cadena pública ha puesto en marcha una campaña divulgativa a través de las redes sociales y de su propia web.

«Los caparrots han sido una muestra más del trabajo que han tenido los guionistas al informarse de las tradiciones de Mallorca, al igual que el Canto de la Sibil·la, que ha recibido muchos elogios desde el primer capítulo por parte de los espectadores», se señala desde RTVE1.

Ultima Hora

En uno de los primeros interrogatorios de la sargento Sara Campos (Megan Montaner) a Bela (Zoe Stein), la joven explica que el canto de la Sibil·la se interpreta en Nochebuena, y el significado de estas estrofas medievales se detalla en un programa de radio de Bernat, director del coro y primera víctima de la trama.

Noticias relacionadas

A través de las redes sociales se deja entrever que ese significado tiene mucho que ver con los entresijos de la trama en los próximos capítulos. Otro detalle está relacionado con los olivos, cuyas imágenes asoman en las pesadillas de Sara Campos. Mientras el cabo Víctor Gamero (Alain Hernández) camina por un olivar en plena poda, su compañera guardia civil le explica que tienen sylella.