Para dejarse llevar

| Palma |

Valorar:
Andreu Genestra con dos pedidos de Aromata listos para entregar.

Andreu Genestra con dos pedidos de Aromata listos para entregar.

ARIADNA SALVADOR/ PILAR PELLICER

¿Es cuestión de necesidad por la situación actual o la modalidad de recogida en el local o entrega a domicilio ha venido para quedarse? Al parecer, se va a imponer esta segunda opción, aunque si no estuviéramos sufriendo esta pandemia los negocios de restauración seguirían funcionando como siempre.

Desde hoy, los bares y restaurantes de Mallorca tienen cerradas sus puertas, sus terrazas recogidas y solo pueden atender a los clientes que soliciten sus productos para recoger o para que se les lleve a su domicilio. Andreu Genestra ha optado por el doble sistema. «El tema de Glovo no es la panacea. En un restaurante está la partida de carne, pescado, panes, postres... y esto es una parte más. No te va a solucionar el negocio, pero ayuda. Desde mi punto de vista, ha venido para quedarse. De todas formas, estamos aún en proceso de adaptación. La experiencia no está yendo mal y tengo ganas de dar mucho más», explica el chef de Aromata y estrella Michelin con su restaurante homónimo del Hotel Predi Son Jaumell, en Capdepera.

Pau Navarro, del restaurante Clandestí, va incluso un poco más allá. «Quiero expandir este modelo de negocio en cuanto pueda. Eso sí, hasta el momento no podemos plantearnos la entrega a domicilio. Por primera vez en Clandestí hemos creado una carta con platos sencillos como escudella o gyozas, o platos más sofisticados como una liebre a la royal. En las pasadas fiestas tuvieron mucha aceptación las aves de corral asadas y los pescados frescos». Navarro ve que se está creando una nueva forma y un contexto diferente en su mundo. «Llevamos 25 años hablando de creatividad en la cocina y ahora es cuando hay que poner en marcha todo ello».

Pau Navarro, de Clandestí, con una selección de sus aves locales.

Experiencia

Guillermo Cabot, propietario del Ola de Mar, tenía claro desde que se supieron las últimas medidas del Govern, que él y sus empleados no iban a pasar por otro ERTE. «Nos hemos quedado dos cocineros y yo y el resto del equipo está de vacaciones. Hoy (por ayer) comenzamos lo que llamamos un proyecto de salvación. Ofrecemos una selección de nuestra carta, como calamares con sobrasada, croquetas, arroces y fideuás, y si algún cliente quiere algo especial y nos avisa con 24 horas de antelación, se lo preparamos con mucho gusto».

Ph12012144-1.jpg
Guillermo Cabot con una paella de Ola de Mar.

No solo los restaurantes ofrecen estos servicios. Otros locales como la coctelería Brassclub, de Rafa Martín, lleva desde hace meses con la entrega a domicilio. «En Navidad ofrecimos nuestros cócteles con los menús de Andana de Maca de Castro y funcionó muy bien», comenta Martín.

Establecimientos tradicionales como el Bar Mavi llevan ofreciendo desde hace mucho tiempo este servicio ‘para llevar’ a sus clientes. «La diferencia es que a partir del mañana (por hoy) será la única forma de satisfacer al cliente. Esperamos una respuesta positiva, pero ya veremos. Creo que esto va para largo», explica Susana López, encargada del bar junto a su marido, Gabriel Llabrés.

Un ejemplo de los cócteles que entrega a domicilio Brassclub.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.