Mujeres en la historia de Palma

| Palma |

Valorar:
Tomàs Vibot, con el grupo de Calvià que participó en la ruta.

Tomàs Vibot, con el grupo de Calvià que participó en la ruta.

El Ajuntament de Calvià, a través del Catàleg d’Activitats Culturals (Consell de Mallorca), convocó la ruta titulada Palma, ciutat de la dona’, un itinerario diseñado para poner de relieve el papel transcendente de muchas mujeres mallorquinas en la historia de la Isla. La ruta, de dos horas de duración, repasa la biografía y el contexto histórico de toda una serie de protagonistas que contribuyeron de forma decisiva a la riqueza de nuestra cultura.

La ruta abarca dos zonas del casco antiguo de Palma: Santa Eulàlia y Santa Creu. En el primero, el grupo pudo descubrir algunas biografías apasionantes, como la de la compositora Maria Sabater Gerli (1871-1942), autora con tan solo 15 años de la música y letra de la canción Patria, para algunos el verdadero himno de Mallorca. Después de casarse, vivió en la calle de Sant Francesc, momento en que dejó de lado la composición pese a tener por delante un más que prometedor futuro.

La Escola Mallorquina

Muy cerca de esta calle se encuentra la casa donde nació la poeta Maria Antònia Salvà (1869-1958), considerada la primera poeta moderna en lengua catalana y la representante más genuina de la Escola Mallorquina. Si bien su vida y obra se centran en Llucmajor (de donde procedía su familia), su formación académica la llevó a cabo en la escuela de la Pureza, institución regentada por Gaietana Alberta Giménez –Madre Alberta–, todo un referente de la docencia en la Isla y fuera de ella. Por sus aulas pasaron muchas de las mujeres que destacaron especialmente en el ámbito cultural y artístico de la época. Entre ellas, la poeta Margalida Caimari Vila (1839-1921) sobresale por su calidad tanto literaria como por su implicación social.

Desde el Born hasta Santa Creu se repasaron tres biografías más. En la primera, frente a Can Thomàs –o Can Alomar– (hoy sede de una exclusiva marca de ropa y complementos), se pudo recordar la interesante vida de Francina Thomàs Sureda-Vivot (1634-1675), primera esposa de Ramon Burgues Safortesa, el Comte Mal, un ejemplo de mujer independiente, decidida y emprendedora. Al final de la calle Sant Feliu, frente al casal de Can Valero, se dieron a conocer algunos de los méritos académicos de Maria Pasquala Caro Sureda (1768-1827), hija de los marqueses de la Romana, quien recibió, junto a sus hermanos, una educación exquisita. Esto le valió para que obtuviera el título de doctora en Filosofía siendo aún adolescente.

El itinerario acaba junto a la biblioteca de Can Sales, lugar que ocupó la prisión de mujeres durante la Guerra Civil y donde vivió los últimos meses de vida Aurora Picornell Femenias (1912-1937). Su intensa actividad social como sindicalista, su compromiso político y su implicación con el feminismo nos lleva a entender el concepto de mujer doblemente represaliada: primero por comunista y luego por mujer.

El pasado en femenino

La historia de Mallorca también la han escrito las mujeres. El universo femenino siempre ha quedado injustamente oculto bajo el protagonismo masculino. Por ello, el papel de muchas mujeres debe ser rescatado del olvido y explicado en su justo contexto. A través de este itinerario se invita a descubrir la historia de vida, el legado y las circunstancias históricas de algunas mujeres que también contribuyeron de manera decisiva a la riqueza de nuestra cultura.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

clio
Hace 7 meses

¿I la nostra santa pagesa, Catalina Thomas?

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1