discreto.dia mundial del ciclista.foto:click discreto.dia mundial del ciclista.foto:click

0

Este miércoles es el Día Mundial de la bicicleta, medio de transporte que está de moda: es uno de los productos más buscados de la desescalada, con un aumento en la demanda de más de un 260 % en mayo.

Es el antídoto de la contaminación, aparte de que es un medio de locomoción barato, sin problemas de aparcamiento y que, encima, te pone en forma. Eso sí, cuando llueve te mojas. Pero eso, aparte de que en las Islas llueve poco, es lo de menos. Y es que los valores positivos que tiene la bicicleta son tantos que hay que tenerla a mano. Y lo decimos porque son muchos los mallorquines que hacen uso de ella, no solo por placer, para dar una vuelta, sino para ir al trabajo.

En Mallorca es mucha la gente que la usa, y sino ahí tienen el ejemplos de mallorquines muy diversos que nos explican los motivos por lo cuales, si no a diario, sí a menudo montan en bici.

PP010620001 (2).jpg
El pintor Navarro Durruti sale a disfrutar de la bici acompañado por su hija.

Navarro Durruti, pintor

«Desde siempre tuve bici, con la que iba a todos lados. Es más, mi padre, a los 17 años, me regaló su moto y la cambié por una bici. Pero hace mucho tiempo que no la tocaba, cosa que he vuelto a hacer con lo de la COVID-19, tiempo que he aprovechado para que mi hija aprendiera, y una vez que nos han dejado salir, darme paseos con ella, viendo, y haciéndole ver, que ir en bici no es solo una forma maravillosa de transporte, sino que además te pones en forma, te relaja e inspira, pues te desarrolla la creatividad. Lo digo porque desde que he vuelto a la bici, he compuesto algunos poemas relacionados con ella, que luego les he dado forma sobre el papel, así como he desarrollado algunas ideas para cuadros y proyectos. ¡Ah!, bueno, y la bici no contamina. Vamos, que con ella todo son beneficios».

discreto.
Mica Cañellas, además de ciclista aficionado, es instructor de ‘spinning’ en un gimnasio.

Mica Cañellas, de Las ovejas de Mica

Desde hace unos años Mica Cañellas usa bici para casi todos sus desplazamientos, no solo por Palma, «sino también cuando iba a la UIB. De unos años a esta parte, el deporte y la defensa del medio ambiente van conmigo y desplazarse en bici de un lugar a otro hace que practique lo uno y lo otro». Mica puede ser uno de los mallorquines que más veces ha hecho el Camino de Santiago, «incluso en solitario no me ha dado pereza hacerlo, pues en él te encuentras siempre con gente. Por eso no descarto algún día hacerlo en bici. ¿Por qué no?».

PP010620001 (18).jpg
Carlitos mantiene una relación con la bicicleta desde su infancia, con gratos recuerdos.

Carlitos, humorista

«La bicicleta siempre ha formado parte de mi vida. Me acuerdo que el día de mi Primera Comunión el mejor regalo que me hicieron fue… ¡una bici! Una Torrot, de color rojo con el asiento largo, que seguro que los de mi edad recordarán. Aparte, en mis recuerdos de juventud siempre hay una bicicleta de por medio: mis primeras risas con amigos, mis primeros besos… Mi primer beso en los morros fue con… el asfalto. Sí, iba en bici, me caí y… más que el corazón, me dejó el morro partido. Actualmente la cojo algunas veces para despejarme un poco y… pues que es curioso, porque cuando estás subido a una bici, llega un momento en que te evades de todo, incluso tienes la sensación de que estás flotando, como si la bici fuera sola. Pero un minuto más tarde viene una cuesta empinada y vuelves a realidad».

PP010620001 (4).jpg
Toni Bauzá, siempre en bicicleta por Palma.

Toni Bauzà, solidario

El responsable del comedor social Tardor se desplaza siempre en bicicleta. «Haga frío, calor, llueva, diluvie o nieve, al trabajo o de paseo, siempre voy en bicicleta. Me siento tan cómodo en ella, que no sabría qué hacer si de pronto desaparecieran». Es más, no solo va en bicicleta a todas partes, sino que, además, es profesor de spinning del Mega, «donde cambio la bicicleta de dos ruedas, por la estática, que no es lo mismo, pero sí parecido, pues cierras los ojos y te imaginas que ruedas por llano o que suben cuestas… Por otra parte, la bicicleta significa ponerte en forma, perder kilos, agilizar el tráfico rodado, lo cual se traduce en descontaminación. Así, pues ¡que viva la bicicleta! Con ella llegas a todas partes, eso sí, sin prisas».

PP010620001 (1).jpg
Miquel Fullana, bien equipado.

Miquel Fullana, autor, actor y director de teatro

Fullana, que es de Campos, es también es un gran deportista. Tiene un kayak con el que, llegando el buen tiempo, sale a remar y, de paso, a pescar. «Hago ejercicio y, si regreso a casa con algún pescado, pues mejor. Y tengo también bicicleta… en realidad son dos. Con una me desplazo por Campos y con la otra pedaleo por la carretera». Cuando hablamos con él, va vestido de ciclista, con casco y gafas. «Acabo de regresar de dar un paseo de… 80 kilómetros. Me levanto temprano y comienzo a pedalear sobre las 6,30 horas. Así con el fresquito, no paso tanto calor como si lo hiciera a mediodía o por la tarde…. No sabía que hoy es el Día Mundial de la Bicicleta, pero ¡bienvenido sea! Hay que potenciar la bicicleta, pues cuanto más la utilicemos, menos contaminaremos y más descongestionaremos el tráfico».

PP010620001 (5).jpg
Alberto Jarabo ejerce de ecologista y cada día se desplaza en bicicleta.

Alberto Jarabo, político

El regidor de Participació Ciutadana i Govern Interior del Ajuntament de Palma ofició el sábado pasado una boda en Cort, «y, como cada día, me desplacé hasta allí, desde casa, en bici pública». Jarabo, sin prisas, hace el recorrido, y por lo que se ve, disfruta. «¿Por qué me gusta la bicicleta? Pues por el ritmo que le impones, el aire que te da en la cara, disfrutas del buen tiempo, ves mejor la ciudad, el tráfico a mayor número de bicicletas es menor que sin ellas, lo cual se convierte en aliado del bienestar y de la necesaria toma de conciencia para un mayor cuidado de nuestro apreciado entorno».

PP010620001 (3).jpg
Neus Truyol también defiende el uso de la bici como el medio menos contaminante y cómodo, por ser Palma una ciudad mediana y plana.

Neus Truyol, política

Neus nos reconoce que el 99 % de sus desplazamientos son en bici. «Tanto en invierno como en verano, la bicicleta es ideal para moverme por Palma, ciudad muy plana y con distancias relativamente cortas, lo que anima a ir a la mayor parte de sitios en bici. Aparte, es un medio muy cómodo, saludable, agradable ¡y no contamina!».

PP010620001 (20).jpg

discreto.
Frank Brunot es un profesional del ciclismo y su hija Laura es una gran aficionada que se mueve en bici por Alaró.

Frank y Laura Brunot, ciclistas

Frank Brunot, ciclista y presidente del Club Mallorcaradcycling y su hija, Laura, utilizan con frecuencia la bicicleta. El primero tanto para competir, como para desplazarse por la ciudad. «Palma tiene 83 kilómetros de carril bici y Cort tiene previsto ampliarlos a cien. Aparte, por sus características, Mallorca es el destino preferido para los ciclistas de todo el mundo, ya que sus caminos y carreteras están en buenas condiciones, pudiendo rodar en llano y montaña», dice. Por su parte, su hija Laura, mujer del excampeón del mundo de ciclismo en pista (en Madison), David Muntaner, no solo la utiliza para sus desplazamientos en Alaró, donde vive, sino que además es diseñadora de maillots de ciclistas. Laura considera la bici como medio útil de desplazamiento y benefactora del medio ambiente, de fácil uso y sin problemas a la hora de aparcar.

PP010620001 (19).jpg
El empresario Ángel Cortés se pone en forma al manillar de una bicicleta siempre que las distancias no sean excesivas.

Ángel Cortés, empresario

«La utilizo para salir a dar una vuelta, entonces me visto de ciclista y para moverme por el barrio si las distancias no son muy largas. Pienso que la bicicleta beneficia al medio ambiente, agiliza la circulación, porque si hubiera más bicicletas y menos coches, todo iría mejor, te pone en buena forma, llegas adonde quieres y siempre encuentras dónde aparcarla gratis».

PP010620001 (21).jpg
Rafael Ferragut, con su hijo Marco y su nieto Rafael, entusiastas de la bici.

Rafael Ferragut, empresario

El propietario del Auditòrium de Palma, junto con uno de sus hijos, Marco, y su nieto, Rafael Ferragut Jr., salen casi a diario a dar una vuelta en bicicleta. Ahora, Rafael lo hace en bicicleta eléctrica, pero hasta los 70 años lo hacía en bicicleta de corredor, que todavía conserva. Con traje y corbata, y trabillas en los pantalones, hacía casi cada día un recorrido por Palma, pues era varios lugares los que tenía que visitar por cuestiones de trabajo. Y en cada uno de esos viajes se incluía el ascenso de la cuesta de Santo Domingo. Para Rafael, la bicicleta es un medio de traslado saludable, «pues al no consumir gasolina no perjudica el medio ambiente, te lleva a todas partes y no tiene problemas de párking, y ejercita el organismo, poniéndote en forma. Por ello, mientras pueda, la utilizaré».

PP010620001 (16).jpg
Carolina Márquez conecta consigo misma mientras monta en bici.

Carolina Márquez, Influencer

«Mi bicicleta me sirve para desconectar de la rutina y conectar conmigo misma. Siempre me ha gustado salir a pasear unos kilómetros. Mi casa en Argentina está a 10 kilómetros del aeropuerto de la ciudad, así que desde que era adolescente acostumbraba a acercarme con mi bicicleta. Ahora salgo frecuentemente desde mi casa en Palma, hasta la zona del Arenal. Así que también disfruto de pasar cerca del aeropuerto, a la vez que respiro el aire del mar. La bicicleta te ayuda a conectar contigo mismo. A la vez que mantienes una forma de vida saludable. Siempre que he tenido algún problema me he montado un rato en la bicicleta, a tomar aire. Y he vuelto como nueva. Cuidarse es quererse».