Pandemia de coronavirus

Merendero Minyones sube la persiana con novedades

| Palma |

Valorar:
preload
Juan Pablo Quikuen, junto a su tío, Jon Pérez, con quien se alterna en la barra del Merendero Minyones.

Juan Pablo Quikuen, junto a su tío, Jon Pérez, con quien se alterna en la barra del Merendero Minyones.

Julián Aguirre

Una semana antes de comenzar el estado de alarma, Juan Pablo Quikuen subía la persiana del emblemático y conocido Merendero Minyones, una pequeña pescadería de toda la vida en el centro de Palma que se convertía desde el 16 de enero de 1948 en bar de bocadillos. Su producto estrella, los llonguets, se convirtieron en la merienda más preciada de estudiantes, funcionarios, trabajadores de despachos y pequeños comercios de alrededor. Durante su historia, el pequeño local, de unos siete metros cuadrados, ha tenido tres inquilinos, quienes siempre han mantenido su esencia y carácter, y han apostado por los productos mallorquines de calidad.

Nueva etapa

En esta nueva etapa, Quikuen, tras una importante limpieza y reforma, incorpora el vermut mallorquín, tapas y pinchos, además de los inigualables bocadillos de llonguet y el considerado ‘Mejor pa amb oli del mundo’.

Precisamente, Juan Pablo Quikuen, encargado de la gestión de compras, personal y cocina de apartamentos Cala d’Or Playa, se alzó el 13 de marzo de este año con esta distinción. «Siempre me ha gustado la cocina y, en especial, tener un negocio propio. Antes de separarme, tuve un restaurante con mi pareja. Ahora, separado y padre de dos hijos, buscaba algo más pequeño con carácter e historia, como el Merendero Minyones, y que pudiera combinar mi tiempo con mis hijos», asegura Juan Pablo.

Quikuen se alterna en el merendero con su tío Jon Pérez, conocido restaurador, pues tuvo el restaurante Pou de Sant Magí dedicado a la cocina vasca. Muchos vecinos, clientes y amigos celebran la reapertura de este pequeño y emblemático local de bocadillos, que se mantiene a pesar de las crisis económicas y los años para hacer más grande su historia.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

desde Granada
Hace 4 meses

En que calle está '?

Valoración:menosmas

Cuqui
Hace 4 meses

Que manía con opinar sin conocer! Yo prefiero un llonguet con muy buena calidad por 3"50€ (recordad que 1 solo llonguet en una panadería cuesta como mínimo 0'95€), que uno por 2'75 con embutido barato y baguette de supermercado. Todo son gustos. ¿Que quereis, que los negocios se conserven, que cierren o que se conviertan en franquicias? Es cierto que no es barato, cierto, pero tampoco preparan el típico bocata con serrano y punto. Ellos han escogido "renovarse o morir", porque tened por seguro que la tienda anterior con esos 'bocadillos tan buenos" no hubiera cerrado si tuviera clientes. Queréis "lo anterior" pero sin ir.. !!! suerte chicos!!! Y portaos bien 🤐...

Valoración:0menosmas

Dolores
Hace 4 meses

Hace 45 años q yo ya iba a comprar la merienda, para mi y mi compañera, trabajábamos en una perfumería d San Nicolau. Eran buenísimos y baratos. Q buenos recuerdos.

Valoración:1menosmas

David
Hace 4 meses

No a habido 3 dueños, yo hace 30 años que lo conozco, iba a pillar bocatas de pequeño, había un hombre muy mayor cuando yo tenía 15 años, le decían el abuelo, luego otro que estuvo unos 20 años, después ya fue pasando de uno a otro, un hombre alto que creó que trabajaba de piloto, una chica, y el último un hombre.

Valoración:2menosmas

Chin Lu
Hace 5 meses

@Berbenator tranquilo, a ti te lo harán con los pies. A mi que me los hagan con las manos, después de lavarselas bien.

Valoración:9menosmas

Para Berbenator
Hace 5 meses

Si te parece harán los bocadillos con los pies. Pregúntale a un mallorquín payés cómo se unta la sobrasada. Bacterias hay por todos lados y son necesarias. Lo del virus (que no es una bacteria), acabará pasando. No seáis esquizofrénicos.

Valoración:7menosmas

BARRA
Hace 5 meses

Conozco el merendero desde hace más de 30 años. Bocadillos de berberechos me he llegado a zampar. A buen precio. Pero se que los nuevos propietarios (aunque les deseo toda la suerte del mundo), no empezaron con buen pié. Ganar el título de "mejor pa amb oli", para despedir al cocinero artífice del premio, justo después ... no se hace !

Valoración:16menosmas

Berbenator
Hace 5 meses

Si siguen haciendo los bocatas con las manos, que no cuenten conmigo.

Valoración:-13menosmas

sueca
Hace 5 meses

Francamente lo bueno era cuando íbamos los pasantes de abogados, gestorías y asesorías hace treinta años, trabajando nos pagaban poco pero lo hacías porque combinabas el estudio con el trabajo y merendar all´era bueno y barato... un placer! nunca más fue igual a posteriori. Me alegro por la ilusión pero... digo yo:" Es necesario pagar 3 euros en un bocata? antiguas 500 pesetas... si bajas precios y haces más bocatas al final ganas en clientela y en el boca boca, haces que aquel que pasa por allí te compre, el turista vea cola y se pare, lo recomiende y poco a poco todo fluya!

Valoración:25menosmas

Vecino
Hace 5 meses

Aún recuerdo cuando hace unos 10 años nos juntábamos alli muchos mensajeros de Palma a merendar y por 3 euros te llevabas un llonguet y un refresco. Y el cariño que ponía el hombre al atendernos. Ya no es lo mismo. Además, la subida de precio dirigido al turista

Valoración:31menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3