Diario de a bordo del Ocean Phoenix

| Barbados |

Valorar:
preload
Quique, con gorra y en primer plano, haciendo un selfi durante una puesta de sol, mientras Juan Lu Serra lleva el timón. A la derecha, vista desde el mástil.

Quique, con gorra y en primer plano, haciendo un selfi durante una puesta de sol, mientras Juan Lu Serra lleva el timón. A la derecha, vista desde el mástil.

El pasado 28 de diciembre de 2019, el chárter ‘Ocean Phoenix’, patroneado por Juan Luis Serra salía del Club de Mar dispuesto a dar la vuelta al mundo. Una aventura, sin prisas e invitando a amigos a compartir, por tramos, la experiencia. Actualmente el velero se encuentra en Barbados. Un total de 22.000 millas son las que, en principio, el veterano navegante piensa realizar hasta su regreso en 2021.

Desde Palma, el primer destino fue el Puerto de Santa María (Cádiz). A bordo, además de la pareja sentimental de Juan Lu, Deriluz, quien realizará toda la vuelta al mundo y también es una experimentada navegante, se unieron un grupo de amigos de Palma, amantes de la vela.

Uno de ellos, Enrique Álvarez, profesor de Educación Física del colegio San Cayetano, conocido como Quique, nos hace un particular ‘diario de a bordo’ durante sus dos semanas de estancia. «Pasamos días y noches de navegación, disfrutando la gran cantidad de tortugas y delfines que nos acompañan junto a nuestra embarcación. Es increíble», confiesa Quique. Durante las largas jornadas de navegación, el grupo aprovecha para entrenar las futuras maniobras y testar las velas que se van a utilizar. Los fuertes vientos acompañaron durante el cruce del estrecho, hasta llegar a las Islas Canarias. «Navegar a toda vela es una sensación única y más con Juan Lu al timón, un auténtico y experimentado lobo de mar».

La Graciosa

«El cuarto día, a bordo, partimos hacia las Islas Canarias, rumbo a La Graciosa, con viento de popa y no demasiado viento. Continúan con nosotros los delfines y las tortugas. El día 7 llegamos a La Graciosa», comenta Quique en su diario de a bordo. Casi 4 días de navegar donde la convivencia se basa en charlas, fotografías y momentos de relax.

Día 8, «nos ponemos en marcha hacia Santa Cruz de Tenerife. Noches frías y turnos de guardia de dos o tres horas por seguridad». Al llegar aprovechan hasta el día 16 para poner a punto sistemas informáticos, comunicaciones satélite, reponer víveres, esperar a nuevos tripulantes y cambiar velas para cruzar el Atlántico.

Tras varios días en Santa Cruz, pusieron rumbo a Cabo Verde. «Aparecen los cetáceos en la costa sur de Tenerife. Atardeceres y anocheceres siguen sucediéndose, disfrutándolos como si fuera la primera vez que los vemos. Aumenta el viento y la travesía se hace más llevadera. La verdad es que cuando entra el viento, nuestras caras cambian y se puede ver la sonrisa de felicidad en el rostro de todos».

La experiencia a atrapado tanto a Quique que no descarta volver a bordo en abril y navegar por las islas del Pacífico.

La verdadera aventura empieza en abril

Hasta ahora todo ha sido relax y buena navegación. Para abril, Juan Lu Serra prevé comenzar en serio lo que es la vuelta al mundo, una aventura que siempre ha soñado realizar y que llega en su mejor momento y con la mejor embarcación posible, el Ocean Phoenix. Prevé finalizar su viaje en 2021 con su regreso a Mallorca.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.