Captura del programa centrada en Mallorca de la serie Decoding the ancients (‘Decodificando a los antiguos’) de la plataforma Amazon Prime. | Amazon Prime

31

El Daily Express de Londres lo titulaba este viernes como una ‘bomba bíblica’: Jesús estuvo en Mallorca y las primeras comunidades cristianas se establecieron en la Isla y, más concretamente, en Petra y Betlem, en Artà. Así se pone de manifiesto en uno de los programas de la serie Decoding the ancients (‘Decodificando a los antiguos’) de la plataforma Amazon Prime. Que Jesús visitó la Isla es la conclusión a la que ha llegado el productor televisivo e investigador bíblico Simcha Jacobovici (Petak Tijva, Israel, 1953), que visitó Mallorca y ahora divulga sus conclusiones.

Por lo que se ve en un vídeo promocional que publica el rotativo inglés, Jacobovici estuvo en Petra, donde se encuentra el llamado ‘es peu del Bon Jesús’. Este lugar es una referencia de las fiestas de Sant Antoni, porque de aquí sale la comitiva que recorre el pueblo.

Un milagro en la Isla

La piedra donde estaría la huella del pie de Jesús es el punto de partida del investigador, que lo relaciona con un milagro que aparece en los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. Jesús es despertado por los discípulos a causa de una ‘tempestad furiosa’, que se calmó cuando él lo ordenó. Siempre se ha pensado que este temporal ocurrió en el Mar de Galilea, pero Jacobivici dice que ha descubierto las evidencias de que fue en la Isla.

Lo cierto es que junto al investigador aparece un vecino de Petra que ratifica una historia muy antigua que él oyó de su abuela, y ésta de su madre. «Cuando yo era pequeño, mis abuelos me llevaban a Bonany y siempre me hacían pisar la marca que dejó Jesús cuando vino a visitar a la Virgen», explica.

Jacobovici también estuvo en Betlem, otro de los puntos relevantes de esta historia. «Nuestra investigación nos llevó a la conclusión de que su famoso viaje a la tierra de los gadarenos (en Palestina) que se menciona en los Evangelios, no fue una caminata de nueve kilómetros a través del pequeño lago de Galilea. En realidad, fue un viaje épico a través del Mediterráneo hacia la Península Ibérica», dice el investigador. Y eso sería así porque «la geología, la geografía, la cultura y la arqueología que mencionan las Sagradas Escrituras coinciden con el sur de España, y no con otro lugar. Por eso fue en Mallorca donde Jesús dejó su huella».

Todo resulta sorprendente, porque la tradición mallorquina conocida no recoge ninguna visita de Jesús a la Isla. Pero el programa asegura todo lo contrario: «Increíblemente, basta preguntar al taxista para descubrir que existe una tradición local según la cual Jesús estuvo aquí, y dejó su huella como un recordatorio permanente», sentencia el narrador del programa.