Las caras de Son Espases

| | Palma |

Valorar:
preload
Los primeros. José Cáceres (camarero), Agustín Martínez (fotógrafo), Biel Barceló (celador), Aspirino (payaso de La Sonrisa Médica), Silvia Perelló (enfermera) y Anna Torrent (ginecóloga) son los rostros conocidos esta semana, cada día se publicará el de una nueva persona durante un año.

Los primeros. José Cáceres (camarero), Agustín Martínez (fotógrafo), Biel Barceló (celador), Aspirino (payaso de La Sonrisa Médica), Silvia Perelló (enfermera) y Anna Torrent (ginecóloga) son los rostros conocidos esta semana, cada día se publicará el de una nueva persona durante un año.

09-11-2019 | Agustín Martínez

El Hospital de Son Espases es como una ciudad en miniatura con capellán, cafetería, consultas, vendedor de cupones, ONGs o incluso cartero. Si todo funciona 24 horas del día, 365 días del año, es porque tras el buque insignia de la sanidad pública balear hay unos cinco mil trabajadores anónimos que lo hacen posible. Esta campaña, Les cares de Son Espases, es un pequeño gran homenaje a todos y cada uno de ellos.

Desde el pasado 4 de noviembre y durante un año la cuenta de Instagram del hospital hace más visible a su gente anónima publicando la imagen de un trabajador con un texto sobre su vida personal y profesional. «El objetivo es reforzar el sentimiento de pertenencia a Son Espases, donde nos sentimos orgullosos de trabajar», explica uno de los responsables de la campaña que, en sintonía con el concepto de que «todos somo protagonistas», prefiere no desvelar su nombre. A quien no hay que dejar de mencionar es al fotógrafo, Agustí Martínez, que pone su ojo y talento al servicio de la causa.

Tras la primera semana de publicaciones, la aceptación ha sido muy buena, pues no solo se da visibilidad al hospital, sino que se acerca a los profesionales a la ciudadanía y se revela que en Son Espases hay mucho más que sanidad. De hecho, uno de los principales objetivos de la campaña es poner en valor el trabajo de todas las categorías, así como impulsar el compromiso y el trabajo en equipo y humanizar el espacio hospitalario.

El primero en dar el paso fue Biel Barceló, celador del correo interno y conocido por casi todo el mundo por amenizar con sus silbidos los largos pasillos del hospital donde trabaja desde que se abrió –y sumando la anterior etapa de Son Dureta– desde hace 42 años.

El de la enfermera Silvia Perelló ha sido el segundo de los miles de rostros que pueblan a diario esta pequeña ciudad. Caras que se irán asomando al mundo digital hasta quizá convertirse en una exposición o ¿por qué no? Una revista.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

paupep
Hace 2 meses

Algunas excepciones he tenido, con un trato no agradable, pero SIEMPRE profesional y en la gran mayoría ha sido EXCELENTE en el trato personal. Solo me queda dar las gracias a TODOS los componentes del gran equipo de personas que forman el equipo de Hospital Son Espases, por sus cuidados y atenciones.

Valoración:2menosmas

Cuqui
Hace 2 meses

Es cierto que a veces, en ciertas personas de son espases, falta humanidad. Pero también es cierto que muchas se implican hasta limites insospechados por los pacientes (y no se sabe). También hay pacientes agradecidos y pacientes sin educación y sin empatía. Hay de todo. Es lícito que salgan críticas del hospital son Espases en los periódicos pero también está bien recordar que trabajan personas amables y trabajadoras. Enhorabuena por la iniciativa.

Valoración:17menosmas

Vecino de Sanchinarro
Hace 2 meses

Pues si, las personas. Hace tiempo lo descubrió algún sagaz publicista y sacan el palabro en procesión viniendo a cuento o sin venir. Alguien escribirá, a no tardar, el Catálogo de Cansinas Obviedades Incluso Las No Descubiertas por el Manchego Mota.

Valoración:0menosmas

Tresa
Hace 2 meses

Son Espases es como una ciudad que vive cara a la galería y ahora hablan todo el día de humanización porque cuelgan unas fotos o ponen vinillos en Pediatría. En los temas importantes no existe dicha humanización, reina el caos y con un personal de cada día más descontento y desmotivado, donde lo que dice Dirección, sí o sí, se tiene que llevar a cabo aunque ello suponga una vuelta atrás en la calidad del servicio que se presta y a la vez un despilfarro de dinero público inútil. Mucha humanización hay en Son Espases!!!!!

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1