El 83% de las mujeres que lo han utilizado han llegado al orgasmo en menos de dos minutos. | Pixabay

En los últimos días no se habla de otra cosa, el juguete sexual que triunfa en las tiendas eróticas y que muchas mujeres quieren probar. El succionador de clítoris, más en concreto el Satisfyer, se ha convertido en un éxito.

Aunque este artículo está a la venta desde hace cinco años, ha sido este 2019 cuando ha alcanzado la fama. El succionador de clítoris ha revolucionado la masturbación femenina y es que el 83% de las personas que lo han utilizado aseguran que han alcanzado el clímax en menos de dos minutos, según un estudio realizado por Platanomelón.

Este aparato demuestra que, en el caso de las mujeres, para llegar al orgasmo no es necesaria la penetración. El Satisfyer cuenta con una suave boquilla de silicona que ofrece una succión, producida por ondas expansivas, y que al mismo tiempo estimula la cabeza visible del clítoris. Hay distintos tamaños y los modelos más avanzados cuentan con hasta 11 velocidades. El precio es de unos 50 euros.

Parte de su éxito viene del boca a boca, es decir, de mujeres que lo prueban y que lo recomiendan a sus amigas. Además, son muchas las influencers que han querido hablar sobre este juguete sexual.

Aunque no todo son ventajas, ya que como se puede leer en el apartado de valoraciones del producto en Amazon, muchos hombres ironizan sobre el gran problema que está causando el succionador de clítoris en sus relaciones.

Un cliente ha puntuado con una estrella el aparato y ha explicado que es un «producto nefasto. Destruye familias. Mi mujer ni me mira». Otro señala que «desde que llegó a casa noto hostilidad, aunque se la ve muy contenta». «Le pongo un 5 por mi mujer. Yo lo he probado y, sinceramente, creo que no es para tanto. Nada que no podamos hacer con un poco de empeño», ha escrito un hombre resignado.