La lujosa Fortalesa de Pollença ya ha acogido varias bodas y rodajes.

6

Sobra decir que la de Rafael Nadal y Maria Francisca Perelló no es una boda cualquiera, ni tan siquiera comparándola con la de otras celebrities que han elegido la lujosa y blindada Fortalesa de Pollença para prometer sus votos. Tanto es así que con el foco mediático puesto en el lujoso complejo de Pollença (declarado Bien de Interés Cultural) el alcalde de Pollença, Tomeu Cifre Ochogavía, ha recomendado a la propiedad que presente en el Ajuntament una declaración responsable de inicio de actividad que dé cobertura legal a la celebración de este evento sin necesidad de tramitar una licencia de actividad específica.

Esta no es ni mucho menos la primera boda que acogerá La Fortalesa, de hecho el propio Tomeu Cifre casó allí hace unos años a Helen Lindes y Rudy Fernández, pero nunca hasta ahora se había realizado este trámite legal. En el catastro, La Fortalesa está registrada como vivienda y no consta de alta ninguna actividad económica. Sin embargo ha acogido distintos rodajes cinematográficos y también varias bodas de lujo «unas siete u ocho al año», según el propio alcalde.

La Fortalesa, un escenario de cine para la boda de Rafa y Maria Francisca

Tras publicar Ultima Hora que los invitados al enlace llegarán a La Fortalesa por el acceso principal del aeródromo militar de Pollença, Alternativa per Pollença (en la oposición en el Ajuntament) acudió al Consistorio para interesarse sobre qué tipo de licencias se requieren para desarrollar una actividad como es la organización de bodas y eventos en el complejo, que además está protegido como Bien de Interés Cultural.

Noticias relacionadas

Tras la consulta de Alternativa, el alcalde Cifre informa de que «bastará la declaración responsable de inicio de actividad» que se prevé que representantes de la propiedad presenten formalmente este martes.

El intenso fin de semana de Rafa Nadal y Maria Francisca Perelló

El alcalde de Pollença anunció también este lunes que ha pedido una reunión con el político y financiero James Lupton, propietario de La Fortalesa desde el año 2011, para solicitarle formalmente que permita el acceso periódico del público general a la propiedad como estipula la legislación al tratarse de un Bien de Interés Cultural.

Hace años que muchos pollencins reivindican el derecho de visitar la mítica finca construida hace 350 años y muy ligada al esplendor cultural de su pueblo, desde que en 1919 la comprara el pintor argentino Roberto Ramaugé (1892-1973).