La cantante Dua Lipa con la chaqueta con la bandera de Mallorca. | M. Joy

13

La bandera de Mallorca convertida en un fenómeno de la alta costura. Maravillas de los tiempos de las redes sociales, la cantante británica Dua Lipa lució un abrigo con una aplicación de lana de la firma 3.Paradis, de la colección Calaviñas. Estaba claro que había una conexión insular. El diseñador francés de origen camerunés Émeric Tchatchoua hacía un ‘regalo’ sobre la pasarela a su socio Zaki Benaissa. Ambos viven en Montreal y recorren el mundo con su firma. «Me gusta Mallorca más que cualquier otro lugar en el mundo», dice Benaissa. Y esa nostalgia por su lugar de infancia, que se percibe en sus redes sociales, inspiraron a Tchatchoua.

«Mi colección otoño-invierno 2019 se titula Calaviñas, que explora la nostalgia», dice Tchatchoua, que añade que «la idea de incluir la bandera de Mallorca surgió de una conversación sobre la nostalgia con mi mejor amigo Zaki. Me transmitió este sentimiento y decidí crear estas piezas celebrando la dulzura de estas memorias como tributo a Baleares, uno de los lugares más bonitos del mundo». Ahora, chaquetas y jerseys lucen la insignia mallorquina combinado con pantalones de chándal o vaqueros bordados.

El mallorquín que inspira la colección reconoce que «es un placer rendir homenaje a la Isla después de todo lo que me ofreció. Estoy enamorado de Mallorca desde pequeño», dice Zaki Benaissa. Este canadiense de origen argelino había vivido de pequeño en Cala Vinyes y vuelve a Palma cada verano. Es socio de la firma 3.Paradis y ayuda a diseñar a Émeric Tchatchoua. «A Dua Lipa le gusta nuestra ropa de 3.Paradis y la chaqueta, de lana 100 por cien, es única y muy limitada.

Tchatchoua, que se considera «ciudadano del mundo», es un «gran hincha del RCD Mallorca. Mi jugador favorito es Samuel Eto’o y adoro Mallorca». Las prendas mallorquinas se venden en China, Italia y Canadá, entre otros países.