Manu Tenorio y su mujer, de vacaciones en Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
El matrimonio disfruta a orillas de mar, junto a su hijo, construyendo castillos de arena, haciéndose fotos de recuerdo, charlando bajo la sombrilla y paseando.

El matrimonio disfruta a orillas de mar, junto a su hijo, construyendo castillos de arena, haciéndose fotos de recuerdo, charlando bajo la sombrilla y paseando.

18-07-2019 | Julián Aguirre

Días de descanso en familia son los que disfruta en el norte de la Isla el cantante Manu Tenorio, aunque este sábado tiene concierto en Pozuelo de Alarcón (Madrid), a las 22 horas. El popular concursante de la primera edición de Operación Triunfo se relaja en un hotel donde ya se ha hospedado en varias ocasiones, también junto a su mujer, la periodista Silvia Casas, y el hijo que tienen en común, Pedro.

Precisamente, pronto hará un año que el sevillano sufrió un grave accidente, en su hogar, a causa de un cortocircuito, sufriendo quemaduras en el brazo, antebrazo y mano. Unas heridas de las que se ha recuperado muy bien y que como deseaba Manu, tras el fatídico accidente, «deseo abrazar a mi mujer y mi hijo y volver a tocar la guitarra», ya puede hacerlo

Durante el día, Manu Tenorio dedica tiempo a ponerse en forma en el gimnasio del hotel, mientras que su mujer se relaja en la terraza, y el pequeño Pedro juega con otros niños y se lanza por el tobogán hinchable. Ajenos a las miradas indiscretas, y como unos turistas más, Manu y su familia salen a la playa y pasean por la orilla o se eligen una sombrilla con tumbonas para descansar, mientras el pequeño, que es muy activo, juega haciendo agujeros y montañas de arena en la orilla.

Atentos siempre al pequeño, Silvia y Manu se van turnando para jugar con su hijo. Silvia, muy bronceada, se adentra en el agua para darse refrescantes baños y jugar con las olas, mientras que el cantante sevillano, prefiere la sombra y no tomar mucho el sol, protegiéndose con una prenda térmica, y una llamativa gorra, de los rayos ultravioletas.

Manu al observar, desde su hamaca, la montaña de arena que ha hecho su hijo, apuesta por darle forma al montículo y coge la pala y manda al niño a por agua con el cubito de Spiderman.

Centrado en su tarea, Manu muestra dotes de arquitectura o inolvidables recuerdos de infancia, cuando él también construía castillos de arena.

Sin duda, son unas vacaciones muy familiares, aunque Manu continuará en los próximos días con sus compromisos profesionales, pues tan sólo hace unos meses presentó su segundo single, El roce, que esta sonando en las principales emisoras de radio.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

francesca
Hace 26 días

Bienvenido!

Valoración:2menosmas

Sor_Tija
Hace 28 días

Y a quien le importa???

Valoración:14menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1