Los conductores deber estar atentos, en todo momento, a la carretera. | Miquel Àngel Llabrés

16

La Guardia Civil ha alertado, a través de su cuenta de Twitter, de una infracción muy común que puede acabar incluso en pena de cárcel.

Fumar mientras se conduce es una situación que, por el momento, está permitida, pero que puede ser muy peligrosa al volante. Lo que sí que está prohibido es lanzar la colilla por la ventanilla.

Esta infracción, considerada grave, puede suponer perder 200 euros y 4 puntos. Pero si, por mala suerte, esta colilla es la causa de un incendio forestal, la pena puede llegar hasta los 6 años de prisión.

En España no hay una ley específica que prohíba fumar al volante, aunque las autoridades pueden sancionar al conductor si consideran que no presta la debida atención a la carretera.

Para ello recurren al artículo 18.1 del Reglamento de Circulación, en el que se explica que «el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad y la del resto de los ocupantes u otros usuarios de la vía». Dicha infracción puede estar sancionada con una multa de 100 euros.

El pasado viernes, coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco, Cataluña anunció que quiere prohibir que se fume en los coches.