Celebración de la WorkOut Race Palma Beach 2019. | Pere Bergas

0

En pocas ocasiones se habían observado tales caras de cansancio y sufrimiento en un día de playa. En la Platja de Palma, entre el Club Náutico de Can Pastilla y la desembocadura del Torrent dels Jueus, se celebró ayer la primera edición de WorkOut Race Palma Beach, una carrera de obstáculos organizada por el grupo Palma Beach, WorkOut Mallorca y Contract, en la que participaron más de 350 personas de todas las edades y niveles.

«Al volver de una Spartan Race en Andorra pensé que sería bonito que nosotros tuviésemos nuestra propia carrera. Quería organizar algo distinto. Por eso, se me ocurrió la playa, un lugar para celebrar una carrera de asfalto, arena y mar. La idea de este proyecto es internacionalizarlo, llegar a organizar viajes deportivos de fin de semana para visitar Mallorca y acudir a estos eventos», aseguró Juan Lladó, uno de los organizadores de la prueba.

Desde la parroquia de San Fernando, en el parque Les Maravelles, se dio el pistoletazo de salida para las más de diez tandas de deportistas que se atrevieron con el reto. Los participantes pudieron escoger entre dos recorridos: uno de diez kilómetros y otro de cinco, en los que demostraron todo el trabajo realizado en sus entrenamientos a través de una veintena de pruebas distribuidas a lo largo de la playa y el paseo. «Es la primera carrera de obstáculos en la que participo y me lo he pasado muy bien», afirmó Daiane Souza. Más experimentado en este tipo de pruebas, Paco Herreros, afirmó que «es una de las mejores en las que he participado, dura y exigente».