Sara, la joven china que encontró por un 'tuit' a su amiga del orfanato, vive en Palma

| Palma |

Valorar:
preload
Dos jóvenes chinas, adoptadas hace una veintena de años, Sara y Alejandra, han vuelto a reencontrarse después de "más de 50.000 retuits" del anuncio que Sara publicó para encontrar "el único vínculo con su origen", ya que ambas estuvieron en el mismo orfanato antes de ser acogidas por familias españolas.

Dos jóvenes chinas, adoptadas hace una veintena de años, Sara y Alejandra, han vuelto a reencontrarse después de "más de 50.000 retuits" del anuncio que Sara publicó para encontrar "el único vínculo con su origen", ya que ambas estuvieron en el mismo orfanato antes de ser acogidas por familias españolas.

Efe

Dos jóvenes chinas, adoptadas hace una veintena de años, han vuelto a reencontrarse después de «más de 50.000 retuits» del anuncio que Sara publicó para encontrar «el único vínculo con su origen», ya que ambas estuvieron en el mismo orfanato antes de ser acogidas por familias españolas.

Fue Sara, residente en Palma y que en la actualidad estudia en Madrid, la que emprendió la búsqueda de Alejandra, que vive en la capital.

Sara tenía 11 meses cuando viajó a España con su nueva familia, mientras que Alejandra contaba con 5 y era la que se encargaba de la pequeña en el hospicio, según han relatado las dos jóvenes, que han asegurado que cuando se volvieron a ver sintieron como «si ya nos conociéramos, no fue muy extraño».

«Yo realmente desde pequeña, desde que sé que Alejandra existe, siempre he pensado que quería buscarla, sabía que era una tarea bastante complicada por no decir imposible», comenta Sara, quien agradece el apoyo que sus padres le han dado en su iniciativa.

Sara explica que su padre, «al verla tan insistente, entendió que era importante y empezó a buscar archivos antiguos de la asociación de adopción y encontró un teléfono fijo» de la otra familia, que databa de hace 18 años.

Previamente, Sara había publicado un anuncio de su búsqueda en Twitter, que alcanzó más de 50.000 «retuits», y que le ayudaron también a salir en los medios de comunicación para contar su caso.

Alejandra nunca fue consciente del empeño de Sara en encontrarla hasta que « de sopetón» recibió una llamada, que «a primeras», se tomó un poco en broma.

«No sabía quién podía buscarme a mí, pero se lo comenté a mi padre y me dijo que sabía de la existencia de una niña a la que cuidaba de pequeña», comenta Alejandra, quien solo tenía «vagos recuerdos» de su paso por el orfanato.

Cuando ambas se encontraron, Alejandra supo de Twitter y de las entrevistas que Sara había hecho en los medios, porque no se había «enterado de nada» previamente. Ahora, esperan mantener la relación y crear «una bonita amistad».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Alegría
Hace un año

Enhorabuena a todas aquellas personas que han podido ayudar a estas dos chicas. La sociedad necesita usar mas la tecnologia para estas cosas.

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1