El clipmetraje de los alumnos mallorquines que ha obtenido el reconocimiento de la Unesco. | Youtube: Sugra

1

Ser original supone un riesgo, pero a veces también tiene su recompensa, como ocurrió con el clipmetraje presentado por cinco alumnos del IES Juníper Serra, que consiguió recientemente uno de los galardones de los Premios Federico Mayor Zaragoza, otorgados por la Unesco.

Los estudiantes Francesc Sugrañes, Jorge Roldán, Imma Oliver, Pau Tirado y Josep Martínez incluyeron música clásica y danza para mostrar su denuncia por la acción del hombre en perjuicio del medio ambiente. Todos los trabajos presentados debían tener una temática medioambiental, ya que el motivo del concurso era Salvemos el planeta. Actuemos ahora, mañana puede ser tarde.

Para optar a uno de los galardones (el suyo estaba enclavado dentro de la categoría Bachiller y Ciclos Formativos) los participantes debían entregar un clipmetraje de dos minutos de duración en el que se fomentaran los valores ecológicos promovidos por la Carta de la Tierra o alguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, recogidos en la agenda 2030 de Naciones Unidas.

Todos los alumnos premiados, salvo Jorge Roldán, que estudia el primer curso de DJ y Sonido, están en primero de Realización de Audiovisuales y Espectáculos.

El título del clipmetraje premiado es In-Sostenuto, cuyos autores definen como «una historia que se desarrolla mediante tres personajes. Una pianista (Imma Oliver) está en su casa y comienza a tocar su teclado. Dentro de su subconsciente aparecen dos bailarines. La bailarina (Amanda Ferrer, que no es estudiante del IES Juníper Serra) representa la madre naturaleza, la pureza, la belleza y la elegancia. El bailarín (Jorge Roldán, que fue el encargado de la coreografía) simboliza los problemas que crean los humanos contra ella como la contaminación, el abuso de los recursos, la destrucción del medio y, en definitiva, el maltrato al que la naturaleza se ve sometida en esta lucha sin fin».

Imma Oliver, que tiene la carrera de piano y que junto a Francesc Sugrañes fue la ideóloga del trabajo, que tardaron tres horas en completar, pensó que el Preludio nº 15 Opus 28 de Chopin podía ser reinterpretado y editado de forma exclusiva para este proyecto, ideado ex profeso para el concurso. «Con la fusión de música y danza hemos dado otra visión: nuestra visión. Mediante las artes escénicas y no las palabra hemos querido llegar más allá», explican los autores, quienes tenían muy claro desde el principio que no iban a realizar un trabajo ‘típico’ de imágenes de bosques quemados o plásticos en los mares.

El objetivo de esta visión artística del problema medioambiental ha sido sensibilizar sobre los efectos negativos de los seres humanos sobre la naturaleza y destacar tanto la belleza como la fragilidad de esta última.

El pasado sábado el Auditori de Tortosa acogió la entrega de galardones. El profesor Jaume Fullana, que antes del viaje ya sabía que habían ganado, pero los alumnos no, acompañó a los estudiantes a la ciudad tarraconense. El ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, que da su nombre a los premios, se mostró muy interesado por el trabajo de los mallorquines y dijo que le había encantado su propuesta. El premio está dotado con 400 euros, además de un diploma y una placa. Los estudiantes piensan que el dinero es para ellos, pero su profesor no lo tiene tan claro.