8

Las redes sociales no siempre sirven para difundir causas nobles, a veces ayudan a hacer proliferar las asquerosidades. Este, precisamente, es el caso que nos ocupa. Y es que se han viralizado las imágenes grabadas por un matrimonio de una escena que hubiera quedado mejor en el ámbito privado: la explosión de una gran y repugnante espinilla.

Parece mentira pero no lo es. El hombre llevaba años -4 apuntan algunos- con una gran espinilla en su rostro. Tal vez le hubiera cogido cariño, o más bien la dejadez tuviera la culpa. El caso es que el grano fue creciendo y creciendo hasta límites insospechados. Un día la pareja se determinó a coger el toro por los cuernos y se pusieron manos a la obra. Eso sí, grabándolo con su teléfono móvil. No solo eso, sino que después decidieron compartirlo. El vídeo tiene un tiempo, aunque recientemente se ha vuelto a reactivar.

El resultado es estremecedor. Pocas palabras halla uno para definirlo. Solo los más duros y curados de espantos deberían darle al 'play', y mucho menos aguantar hasta el final de la secuencia. Quedan avisados.