Un maratón de compras

| Palma |

Valorar:

La ganadora de '1.000 razones para hacerte feliz' se gasta el premio por lo comercios en menos de tres horas.

25-01-2019 | Julián Aguirre

Con un look casual y zapatillas deportivas, aparecía ayer por la mañana, en la tienda Cocinaria, Camino Lira, la afortunada del sorteo ‘1.000 razones para hacerte feliz’, organizado por la asociación de comerciantes de Nuevo Centro de Palma, en colaboración con Pimeco. Una campaña navideña donde Camino tan sólo rellenó un boleto y obtuvo el premio de 1.000 euros para consumir en algunos de los 23 comercios asociados, en tres horas, gastándose un máximo de 100 euros en cada tienda. Madre de una niña de un año, Camino Leira nació en Sevilla hace 36 años, es veterinaria y reside en Palma desde hace ocho años. «La verdad que nunca he ganado nada, aunque en Navidad por un número no me tocó el gordo de la Lotería».

A las 10 de la mañana, Camino recibía de la vicepresidenta de la Asociación Nuevo Centro, Belén Aguiló, 1.000 euros en metálico, en billetes de 50 euros. Desde ese momento comenzó un auténtico maratón, recorriendo las tiendas adheridas. «He estado pensando toda la semana y he ido a algunos comercios a mirar cosas. Quiero coger cosas que normalmente no compro o me da pereza gastarme el dinero».

Su primer destino fue la tienda Zeta, de moda de niños, donde compró ropita para su hija. Rápidamente y sin perder un instante se acercó hasta la Óptica Universitaria, donde eligió unas gafas de sol y líquido para lentillas. Junto a ella, le acompañaba Rocío Gómez, secretaria de Pimeco. «En la tienda Nexus he visto una radio portátil con Bluetooth y un disco duro para el ordenador», comenta Camino, quien conoce muy bien los comercios de la zona y asegura, «he echado en falta una librería, ya que soy aficionado a la lectura».

Cargada de bolsas, «esto empieza a pesar», Camino, consulta la hora y observa que ya ha consumido casi una hora de tiempo. Su siguiente objetivo es una agencia de viajes donde se gastará los 100 euros en un billete. «Tengo que ir a un congreso a Alicante y aprovecharé».

A su paso por una farmacia, Camino no se lo piensa y entra a comprar cremas hidratantes para ella y algunos pañales para la pequeña. De allí a Foracorda, donde coge una mochila y un gorro. Luego entró en otra óptica, «quiero cambiar la montura de gafas» y una peluquería. Su última parada, la administración de lotería: «Nunca juego, pero como estoy en racha probaré en décimos de Lotería, Primitiva y Euromillón». Pues que siga la suerte.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.