Sion y Manolo llevan toda su vida profesional como conductores de calesas, paseando a miles de turistas y famosos por las céntricas calles de Palma. | Julián Aguirre

9

Muchos son los turistas en Palma que eligen la opción de conocer el centro de Ciutat disfrutando de un paseo en calesa. Entre ellos, muchos famosos y rostros conocidos, desde los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, cuando eran reyes de España, hasta la actual reina Letizia con sus hijas, pasando por cantantes como Julio Iglesias, José Luis Rodríguez ‘El Puma’, Raphael... políticos como Joan Maragall y artistas como Sara Montiel, cuando se casó con el empresario Pepe Tous... actores como Gérard Depardieu o como hace unos días Sharon Stone.

Todos esos famosos, y algunos más que han pasado desapercibidos, han tenido a dos de los conductores de calesas más populares de Palma: Manolo Vargas y Sion Riera. Ambos, junto a otros compañeros, tienen su parada en la calle Conquistador. Manolo Vargas, quien nació en Extremadura, pero a los cuatro años llegó a Mallorca, lleva 31 años en la profesión, y al igual que Sion, quien lleva 19 años conduciendo calesas, les viene de familia. Comenzaron muy jóvenes y les encanta su trabajo. Cuidan al máximo sus caballos e intentan tener los mejores y más modernos carruajes. Por suerte o casualidad ellos han llevado a muchos famosos.

Sion, quien llevó recientemente a Sharon Stone y su novio, el joven italiano, Angelo Boffa, no se dio cuenta de tan ilustre pasajera hasta prácticamente finalizar el recorrido. «Ella se mostraba muy discreta y era él quien hacía las preguntas, aunque ella era la que más interesada se mostraba por la arquitectura de los edificios durante el recorrido», comenta.

Al finalizar, Sharon le dio las gracias por tan romántico paseo.

Entre las clientas más fieles y agradecidas que tiene Manolo, destaca a la reina Sofía.

«Hace muchos años la llevé con el rey Juan Carlos. Y es increíble lo sencilla y cercana que es confiesa. «Eso sí. Siempre se ponían en contacto los escoltas, quienes marcaban un poco el recorrido y aparecían en todas las esquinas».

Ambos coinciden en que todos quieren pasar desapercibidos «como el político catalán Joan Maragall, el cantante Julio Iglesias o el actor francés Gérard Departieu. Este último, que se ocultaba bajo una gorra y gafas de sol, al final del paseo le dije que casi cuela sino fuera por su nariz a lo que el empezó a reír y dijo: ¡Es verdad!