Cenas ligeras para combatir los excesos del verano

| Palma |

Valorar:
preload
Brochetas de verduras para cenar.

Brochetas de verduras para cenar.

La última comida del día puede llegar a ser la clave para mantener a raya el peso o incluso para adelgazar. En ocasiones no le damos la importancia que se merece, puesto que al final del día estamos cansados y muchas veces caemos en la tentación de cenar cualquier cosa. Error. Si bien es cierto que deberíamos respetar el dicho popular «desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo», no por ello debemos descuidar los alimentos que ingerimos por la noche, ya que si escogemos los adecuados nos ayudarán a mantener el peso deseado o, incluso, con una dieta adecuada durante el día, a eliminar esos quilos que nos molestan de una forma sencilla y sin grandes complicaciones.

El refranero popular no se equivocaba, muchos estudios y especialistas en nutrición le dan la razón. Es el momento del día en el que nos relajamos, pronto nos vamos a la cama y nuestro ritmo desciende hasta el punto de que el cuerpo apenas quema calorías y gasta energía. Si no se cena bien, podría convertirse en la comida que más engorda; por contra, si se cena de forma adecuada se convierte en la comida que más favorece la pérdida de peso.

Es importante tener en cuenta el tipo de alimentos que ingerimos en las cenas, ya que aquellos ricos en azúcares, como frutas, o en hidratos de carbono, como el pan o la pasta, aportan mucha energía a nuestro organismo, y nuestro cuerpo no será capaz de quemarla toda antes de irnos a dormir. Hay que tener en cuenta el tipo de alimentos consumidos durante el día y el tipo de hidratos que podríamos tomar frente a otros, por ejemplo, si queremos comer pastas, arroz o pan, mejor que sean integrales por su alto contenido en fibra.

salmon-1485014.jpg

Por contra, con alimentos ricos en proteínas, como la carne, los huevos y el pescado, nuestro organismo tendrá que transformar estas proteínas en azúcares y esto implica gastar más calorías de las que se han ingerido. Entre los alimentos que son ricos en proteínas, siempre es preferible el pescado antes que la carne, ya que es más ligero, sus proteínas son de un alto valor nutricional y contiene Omega 3 (sobre todo el pescado azul), un tipo de grasa muy beneficiosa para la salud. Otro aspecto importante es escoger alimentos que favorezcan una digestión más rápida y ligera, lo que ayudará a que conciliemos mejor el sueño.

Muchas veces no se presta atención a las bebidas, pero también ayudan a la hora de beneficiar, o no, a nuestro organismo para facilitar una buena digestión y la quema de calorías. Es recomendable evitar las bebidas azucaradas, con gas y el alcohol, ya que añaden muchas calorías que no aportan nada y, además, provocan gases e hinchazón.

Así pues, parece que la clave de una cena ligera está en combinar alimentos de gran aporte protéico con una guarnición de verduras, que son fáciles de digerir.

salad-1264107.jpg

Sin embargo, otra de las claves está en el 'picoteo' mientras se prepara la cena o cualquier comida; hay que evitarlo a toda costa, ya que no nos quitará el hambre pero sí añadirá muchas calorías extra. Hay otros alimentos que cuestan de digerir y que es recomendable dejarlos para otro momento del día, como los fritos o rebozados, las salsas con nata o las comidas muy elaboradas. De esta forma, además de mantener a raya esos quilos de más, también ayudaremos a obtener a un mejor descanso.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.