0

El actor estadounidense Ben Affleck ha ingresado de nuevo en un centro de rehabilitación para intentar poner punto final a sus problemas con el alcohol. El actor ya se ha sometido a dos tratamientos de desintoxicación, el último hace menos de un año, para alejarse de su adicción a la bebida.

Affleck ha estado acompañado en todo momento por su ex mujer, la también actriz Jennifer Garner, con quien mantiene una relación cercana pese a estar divorciados hace poco menos de un año. Ella ha sido quien ha llevado en coche al actor al centro de desintoxicación donde ha ingresado hace unos días.

La primera vez que Affleck ingresó en un centro de desintoxicación fue en 2001. Volvió a hacerlo el pasado mes de noviembre y ahora va a repetir el tratamiento gracias al consejo de su ex mujer y madre de sus tres hijos.