Silvia Luna recibió la visita de Monika Sattler y Andrea Hidalgo. | Click

0

Silvia Luna continúa en Sant Joan de Déu, donde sigue su rehabilitación, que lleva muy bien. Aunque sigue en silla de ruedas, su movilidad tanto en brazos como en manos es total.

El pasado domingo nos la encontramos en una sala de actividades que tiene el hospital en la segunda planta, en la que no estaba sola, sino rodeada de enfermeras y pacientes a los que amenizaba la tarde cantándoles canciones, con música de karaoke.

También la habían ido a visitar la cantante Andrea Hidalgo, la joven de Santa Maria que hace unas semanas se presentó con su ukelele en Factor X ganándose al jurado con su voz y con la historia de superación que les contó. Silvia y Andrea se conocían vía wattsap y video-conferencia. Pero no personalmente… hasta esa tarde, en que tras fundirse en un abrazo cantaron a dúo y en solitario. El encuentro de ambas lo propició Martina Romero, organizadora con Tito López de Fotos con historia en ruta, de la que Silvia es madrina. Cuando la ruta llegó a Santa Maria del Camí, Andrea, que fue a verla, al tener conocimiento de Silvia, pidió conocerla.

Las dos jóvenes son ejemplo en cuanto a luchar por superar un problema. Andrea, por dejar de autolesionarse, lo que la estuvo atormentado durante varios años, obligándola, casi, a autoaislarse, encontrando en la música un gran apoyo, tanto que gracias a esta logró sacar cabeza.

Noticias relacionadas

De Silvia ya conocen su historia. Enferma de leucemia, le está plantando cara desde el primer momento, siempre con la sonrisa en sus labios, y a la vez concienciando a la gente de que se haga donante de médula, «porque cuantos más sean, más crece el banco de tejidos y más posibilidades tenemos los enfermos de ser trasplantados, que es una de las pocas salidas que tenemos». Desde que se conoció su caso, muchas han sido las personas que se han hecho donantes. Por ello sigue insistiendo.

La segunda visita que recibió Silvia esta semana fue la de la ciclista alemana Monika Sattler, quien recientemente acaba de recorrer 1.100 kms. en bicicleta, en cinco días, ente Toulón y Múnich, y que en agosto correrá la Vuelta Ciclista a España, saliendo en cada etapa antes que los corredores profesionales. Siempre metida en el maillot de Superwoman, pues es lo que es: una ‘superwoman’ sobre dos ruedas Monika, a quien le gusta plantearse retos con el fin de superarlos, es consciente de que hay personas en el mundo, adultos y niños, que a diario se enfrentan con el reto de alguna enfermedad, a la que tienen que superar. Por ello, antes de salir hacia Múnich, se pasó por la zona oncológica infantil de Son Espases para llevar regalos a los niños que residen en ella. Y habiendo leído el caso de Silvia, quiso conocerla, «pues ella sí es una auténtica ‘superwoman’».

La visita, por sorpresa, se produjo ayer por la tarde. Monika, de Superwoman, se presentó en Sant Joan de Déu, se abrazó a Silvia, habló con ella largamente y le regaló un maillot de Superman, «porque lo eres».

Silvia, entre sorprendida y emocionada, le dio las gracias. «Te llevaré en mi pensamiento y te daré todas mis fuerzas –le dijo Monika–. Y cuando nos volvamos a ver, seguro que estás mejor. Y sigue animando a la gente para que se haga donante. Yo también lo haré».