La propietaria, Vicky Sánchez, y Pere Soler muestran dos antiguos cuadros publicitando el comercio de La Filadora. | Amalia Estabén

3

El emblemático comercio de Palma, La Filadora, cumple este 2018 su centenario. Fundada por Josep Puncernau Viladot en 1918 – y continuado por las familias Busquets y Soler, y Miquel Ángel Martínez– ha sido todo un referente en Palma y pueblos. En la actualidad su propietaria es Vicky Sánchez Valverde, quien señaló que «haber cogido las riendas de La Filadora hace algo más de dos años supone para mí una gran responsabilidad, habida cuenta que es un comercio conocido por varias generaciones».

Vicky cogió el negocio por cambio de directiva en el año 2016 con muchas ganas de perpetuar el nombre de La Filadora. Fue antigua trabajadora en el establecimiento de su mismo nombre –al pasar de la calle Sant Miquel a la de Vilanova– por lo que conoce el sector textil y de tapicería. Explica la actual propietaria que «este comercio ha vestido a gran parte de la población de Palma y Part Forana. Allí se surtían, en la calle Sant Miquel, de todo tipo de género, como telas, ropa de hogar, confección, sastrería, camisería y uniformidad de la Guardia Civil, togas etc. Allí iba con mi madre, que era modista, y también he ido como clienta. Recuerdo el trato de los dependientes, muy correcto y profesional, de la vieja escuela, algo que hoy en día intentamos mantener en nuestro actual negocio».

Hoy, La Filadora «conserva el trato muy personal con el cliente, tanto el nuevo como el de toda la vida, asegura Vicky Sánchez, cuyos descendientes siguen viniendo a la tienda, pues encontrarán lo que buscan y les vamos a asesorar con trasparencia». Comenta Vicky que «resulta fácil complacer al cliente. Siempre buscamos lo imposible y si no disponemos de ello en la tienda, lo encargamos. Con el cliente asiduo establecemos una buena conexión y, a veces, llegamos a ser confidentes». En La Fiadora, de la calle Foners, 21, se continúa con la misma línea de venta de telas de hilo, algodón, paño y de vestir, además de las recién incorporadas de neopreno, telas con teflón, resina etc. Como buen establecimiento arraigado en la Isla, tienen un amplio surtido de roba de llengos.