Imágenes de la pastelería La Mallorquina. | T. Ayuga

7

Si existe en Palma una pastelería de referencia en Mallorca, esta es el forn de La Mallorquina, que este año cumple un siglo de vida. Su óptima situación en la Avinguda Joan March Ordinas, esquina con 31 de Desembre, ha propiciado que por él hayan pasado varias generaciones de clientes mallorquines, conocedores de la alta calidad de sus productos. Y cómo no, La Mallorquina siempre ha sido una de las elegidas a la hora de adquirir ensaimadas para la exportación.

El establecimiento centenario fue fundado por Antonia Vila, quien con anterioridad ya tenía una pastelería, ya desaparecida, denominada La Virreina, cercana al Teatre Principal. Fue en 1918 cuando se trasladó a la parte del ensanche, ocupando el local que hoy conocemos de la Avinguda Joan March Ordinas, y se decidió llamarla Forn La Mallorquina.

Ta250118001-01.jpg

Vanessa Cirer Plaza es copropietaria junto a su hermana Lara del horno. «El forn La Mallorquina ?explica Vanessa? ha sido siempre una empresa regentada por mujeres, a excepción de la tercera generación. A la fundadora le sucedió su hija Catalina Mas, y a ésta su hijo, mi padre, ya fallecido. En la actualidad la administración del negocio la llevamos mi hermana Lara y yo».

Vanessa Cirer se muestra como una entusiasta joven empresaria que tuvo que ponerse al frente del negocio al fallecer a temprana edad su padre. Se define como una gran defensora del producto mallorquín. Cuenta que ello «nos ha llevado a superar la crisis. Esta fue muy aguda y muchos hornos se vieron en la necesidad de cerrar. Nosotros tenemos la grata satisfacción que en lo momentos más duros, nuestros clientes no dudaron en seguir viniendo a nuestra casa».

Artesanal

La filosofía que ha llevado al reconocimiento de este forn de pastelería, según Vanessa, ha sido «ofrecer un producto artesanal mallorquín, como es el pan en sus distintas variedades, siguiendo por los pastissos típicos de la Isla como son los cocarrois, las empanadas de pasta dulce y salada, y cocas mallorquinas».