Nuria Franco (a la derecha) junto a su hermana, Julia, en la perrera de Llucmajor. | Redacción Digital

5

Íñigo Errejón cuenta con más de 739.000 seguidores en Twitter. Hace unos días colgó en su cuenta la reproducción de una carta escrita por la vecina de Llucmajor Nuria Delgado, de 9 años de edad. Era una misiva dirigida a Papá Noel en la que le contaba cómo este año que ahora acaba había descubierto una actividad que le encanta.

«Los sábados voy a la perrera de Llucmajor con mi mamá y mi hermana Julia, que tiene 6 años. Lo que hacemos es pasear a los perros más pequeños y, sobre todo, darles mimos», escribía.

El personal voluntario de este centro municipal leyó la carta y le encantó. «Me preguntaron si la podían poner en su página de Facebook y les dije que no había ningún problema», explica Ana Delgado, madre de Nuria y Julia. Cómo llegó la carta a los dominios del diputado de Podemos es una incógnita. El escrito, subido a la red social el 24 de diciembre, ha tenido hasta la fecha más de 2.100 ?me gusta?, más de 1.100 retuits y 119 comentarios. Es, de largo, el mensaje que ha tenido más repercusión de los publicados por el también doctor en Ciencia Política, quien acompañó la carta con un mensaje en el que expresaba: «Los animales son mucho más que compañía y, como dice la pequeña (por Nuria), nunca hay que olvidarse de los ?peluditos?».

Ana Delgado explicó que en su casa tienen «un perro, Negro, y tres gatos, Pilu, Misu y Kung Fu Mishi. Aunque mis hijas me lo piden continuamente, no está previsto que aumentemos la ?familia?». La madre de las pequeñas quiso destacar el papel desarrollado por los trabajadores del centro. «Realizan una labor increíble, empezando por Julià, el encargado, y siguiendo por cada una de las voluntarias. Nosotras sólo vamos un día a la semana y tratamos sobre todo de no molestar. El mérito, sin duda, es de estas personas», explicó.