Te acercamos las tendencias de peluquería y maquillaje para estas fiestas de 2017, en las que la naturalidad sigue siendo la protagonista. | Imágenes: Jaume Morey

1

Las últimas tendencias en peluquería apuestan por la naturalidad esta Navidad. Desde la peluquería Llongueras Élite, en Palma, Toni Iglesias ofrece una propuesta de peina para estas fiestas, en las que se impone un peinado elegante pero a la vez de aire desenfadado.

La trenza invertida irrumpe con fuerza, auspiciada por la icónica melena de Jennifer Aniston que se ha atrevido con esta tendencia en la alfombra roja. Los recogidos con cierto aire deshecho y toque trenzado son una constante, que triunfan acompañados de unas ondas al agua de aire retro.

GALA AMFAR EN NUEVA YORK

El bob asimétrico es sin duda la opción más radical y que más se pide en las peluquerías. Supone un corte cómodo y fácil de mantener. El flequillo XXL se ondula y ofrece una versión más dulce; y para aquellas osadas está la opción del rubio platino. Para las fiestas, el bob más pulido, con el flequillo muy peinado hacia un lado, se convierte en la opción más elegante. Este corte alarga el cuello y, si es desestructurado, quita años y aporta naturalidad a la persona.

Cortes bob más radicales se mezclan con medias melenas onduladas. Y todavía hay hueco para las adictas a la maximelena: en el pelo, todo vale. Pero si hay un corte imprescindible éste es la melena midi, mucho mejor en su versión ondulada o con rizo roto. Son las reinas para el día a día pero también son una opción impecable para fiestas o alfombras rojas. El largo es ideal para recurrir a la coleta baja, un peinado de fiesta que ahora es tendencia.

El corte hasta los hombros es ideal para rostros ovalados y el largo del flequillo se puede adaptar a los rasgos de la mujer para resaltar toda su belleza. Eso sí, este año los flequillos irrumpen de nuevo con fuerza y se convierten en el mejor efecto lifting sin pasar por el quirófano.
Para las melenas rizadas, nada mejor que la naturalidad. Nada de planchados ni tratamientos que aplaquen toda su fuerza. Movimiento y volumen para un pelo con mucha personalidad, al que le viene de perlas un corte que resalte toda la potencia.

No hay que olvidarse de las melenas largas. Eso sí, hay que tener presente la necesidad de hacer ligeras capas, que se adapten a la naturaleza del cabello y a la forma de la cara, y así darle movimiento.

Los hombres

Los hombres también tienen su hueco en las tendencias de peluquería. Ellos igualmente se suman al pelo de largo medio, ondulado y raya al lado. Un corte despuntado que recuerda a los ejecutivos más clásicos y que resulta muy fácil de peinar con los dedos. Hay otra versión para los más osados: el corte bob y ondulado, con rizos trabajados uno a uno y sin quitarle volumen. Para los nostálgicos, el tupé ahuecado que recuerda a épocas ochenteras. Para lograr este peinado se necesita un flequillo largo, que peinado con gel ofrece un estilo vintage y elegante al mismo tiempo.

Barbas
En cuanto a las barbas, oscilan entre aquellas recortadas como las más exageradas que llegan a mitad del pecho. Y ojo, que también aparecen los bigotes estilo manillar. Una propuesta de lo más personal para hombres con marcada personalidad.

Maquillada a la última

El rojo más rabioso es tendencia en el armario pero también en el pintalabios. Potente, oscuro y mate, está inspirado en el look gótico y ahora mismo es una constante en las alfombras rojas. Una versión más light es la de unos ojos naturales, con sombras claras, que casa a la perfección con labios en tonos frambuesas. Un toque sofisticado que anima el look navideño.


El estilo natural tiñe la paleta de colores de los maquilladores. El contouring esculpe los rasgos con sombras teatrales, que en las redes sociales ha hecho furor hasta enmascarar rasgos. El contrapunto llega tras el hartazgo de caras irreconocibles. Rostros naturales, con el aspecto de recién levantada, que el mismo Michael Kors lanzó como propuesta en la New York Fashion Week.