Fiesta de oro para celebrar Santa Lucía

| Palma |

Valorar:

Las voces de 130 alumnos del Colegio Sueco de Palma protagonizaron el acto de la festividad de Santa Lucía este miércoles en la Seu.

13-12-2017 | Joan Torres

Las voces de 130 alumnos del Colegio Sueco de Palma protagonizaron el acto de la festividad de Santa Lucía, que se celebró la noche de este miércoles, por primera vez en la Seu, coincidiendo con la celebración de los 50 años del centro escandinavo. Los estudiantes interpretaron un amplio repertorio navideño de 16 canciones, dirigidos por la profesora de música Diana Hernández, que fueron escuchadas por un público que prácticamente llenó la Catedral de Mallorca.

Temas en inglés, castellano y catalán, además del idioma materno, conformaron un concierto en el que la alumna de 4º de ESO Carolina Polheimer representó a la figura de Santa Lucía, portando sobre la cabeza la tradicional corona de velas. A diferencia de otros años, donde los estudiantes del Colegio Sueco desfilaban desde la plaza Major hasta Cort, en esta ocasión se realizó una celebración mucho más solemne, íntegramente dentro del templo.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, asistió a la celebración y agradeció al Colegio Sueco, que dirige Therese Lottini, su labor asegurando que «la escuela es un valor añadido a esta ciudad».

Novedad en el repertorio

Durante casi una hora, los asistentes disfrutaron de un repertorio conocido tanto por los adolescentes como sus familiares, pero que este año incluyó el tema Santa Claus is coming to town. Aunque todos los estudiantes participaron con ilusión en dicha celebración, la joven Carolina Polheimer vivió con especial nerviosismo un momento inolvidable representando a Santa Lucía.

Mucha emoción en los rostros de los familiares, que captaron con sus cámaras y teléfonos móviles el momento. El concierto comenzó con el tema Sankta Lucía, seguido de Himlen hänger stjärnsvart; a continuación llegó el saludo de Carolina Polheimer como Santa Lucía. Noche de Paz y Hallelujah fueron dos de los temas que más sensación despertaron entre el público que llenó la catedral de Mallorca y que pudo apreciar cuanto sucedía en el altar mayor a través de las seis pantallas instaladas en los laterales del templo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.