La ceremonia de compromiso entre Martina Jáudenes y Luis Abascal ha tenido un invitado muy especial, el rey Felipe VI. | A. Moreda

36

La iglesia de San Nicolás de Palma ha vivido este sábado una boda atípica. La ceremonia de compromiso entre Martina Jáudenes y Luis Abascal ha tenido un invitado muy especial, el rey Felipe VI. La novia es una de las ahijadas del monarca.

El enlace entre la asesora patrimonial y el socio fundador del grupo LaLaLa estaba previsto para las cinco de la tarde. Poco antes, el Rey ha llegado hasta la iglesia a pie, cruzando la plaza Frederic Chopin. Eugenio Jáudenes, padre de la novia, fue compañero de regatas de don Felipe cuando éste aún era príncipe.

Otro de los invitados que ha generado numerosos comentarios ha sido el exministro de Economía y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, quien ha acudido a la boda acompañado de su mujer, Alicia González.

Cinco minutos después de la hora prevista llegaba la novia, se cerraban las puertas de la iglesia y la ceremonia se celebraba en la intimidad de familiares y amigos.

Martina Jáudenes y Luis Abascal

Martina Jáudenes y Luis Abascal