¿Cómo mantener en buen estado los alimentos en verano?

| Palma |

Valorar:
preload
Consejos para cuidar los alimentos durante el verano con el calor.

Consejos para cuidar los alimentos durante el verano con el calor.

10-09-2012 | Redacción Local

Con la llegada del verano y el calor debemos prestar más atención a los alimentos y a su manipulación, ya que las altas temperaturas pueden alterar algunas de sus propiedades y provocar la proliferación de bacterias. Sin embargo, tomando ciertas medidas sencillas podemos evitar daños en nuestra salud.

En este sentido, en verano se recomienda cocinar muy bien los alimentos y no dejarlos crudos, evitando, por ejemplo, las carnes rojas que sangren o tortillas jugosas en las que abunde el huevo crudo. Otra medida sencilla es la de adaptar la potencia del frigorífico en función de la temperatura exterior.

Aunque parezca un gesto insignificante, lavarse las manos es importante, y no solo en verano, ya que con ellas tocamos todo tipo de superficies siendo el principal foco de transmisión de virus y enfermedades. Por ello, es preciso extremar la higiene al manipular los alimentos y lavarse las manos de forma frecuente para evitar intoxicaciones alimentarias.

abstract-1238248_1920.jpg

Alimentos saludables

Comer huevos es sano, ya que aportan ciertos nutrientes a nuestra salud y son muy recomendables en una dieta variada y equilibrada. El miedo a la salmonelosis no tiene que hacer que comamos menos, puesto que puede evitarse manipulándolos y cocinándolos correctamente.

Por otro lado, el pescado es muy saludable ya que brinda un alto contenido en Omega 3, tan beneficioso para nuestro organismo. Sin embargo, limpiarlo y hacerlo de forma adecuada cuando el calor aprieta es importante; y mejor evitar que quede crudo.

Respecto a las frutas y verduras, siempre hay que lavarlas muy bien, y más si se comen crudas, puesto que la piel de muchas de ellas es comestible y aporta muchas vitaminas y fibra. Con las altas temperaturas, es recomendable mantenerlas perfectamente limpias y desinfectadas con unas gotas de lejía; en los supermercados existen productos especializados creados expresamente para el lavado de estos alimentos. Es muy importante realizar esta limpieza, sobre todo en los meses de calor, pero es recomendable mantenerla también en invierno para asegurar la ingesta sana de alimentos crudos.

Intoxicación

En general, las intoxicaciones por alimentos son más frecuentes en verano, y el motivo son las altas temperaturas a las que se someten los alimentos, ya que actúan a modo de 'estufa de cultivo' y favorecen el crecimiento bacteriano; las bacterias viven de forma cómoda entre los 25 y los 45º C. Por ejemplo, una sola bacteria a esta temperatura durante ocho horas puede llegar a generar una población de 17 millones.

La forma de combatir la ?degeneración? de un alimento es preservando la cadena de frío de alimentos que deben mantenerse refrigerados tales como las carnes, los pescados, los congelados o los lácteos (a excepción del queso en este último grupo). Este aspecto debería tenerse muy en cuenta a la hora de realizar las compras, utilizando bolsas isotérmicas y acortando al máximo el tiempo entre la compra y la llegada a casa. Asimismo, a la hora de descongelar, es más seguro hacerlo dentro de la nevera (no exponer el alimento directamente a la temperatura ambiente) y en un recipiente para evitar el goteo.

Es aconsejable conservar los alimentos crudos en las bandejas inferiores de la nevera y los cocinados en las superiores, ambos en recipientes; de esta forma y en caso de goteo, los primeros no podrán perjudicar a los segundos. Por otro lado, los alimentos cocinados no deberían conservarse nunca a temperatura ambiente, siempre en la nevera, y tan solo se deben recalentar una vez, siendo preferible desecharlo si no se gastó.

meat-1412214_1280.jpg

Recomendaciones:

? Lavar las manos antes de preparar alimentos, así como las superficies y el menaje usado.

? Separar alimentos crudos (que son más fácil de contaminarse) y cocinados (ya están higienizados) para evitar contaminaciones entre ellos. No usar los mismos utensilios para manipular alimentos crudos y cocinados.

? Cocinar bien los alimentos y evitar que queden crudos, especialmente la carne, el pollo, los huevos y el pescado. Hay que tener en cuenta que los microorganismos se eliminan por encima de 70ºC.

? Evitar dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente, almacenándolos en el frigorífico lo antes posible, y no descongelar a temperatura ambiente, sino en la parte baja de la nevera.

? Se recomienda emplear agua potable para lavar la fruta y la verdura que vamos a consumir cruda.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.