La joven modelo Xisca Palmer cautivó a orillas de la playa con el flamenco y su evidente belleza. | Julián Aguirre

Las colchonetas se convierten este verano en uno de los artículos más novedosos por sus variados y divertidos modelos. A la tradicional colchoneta hinchable, de forma rectangular, se le suman otros diseños: desde una porción de pizza hasta las grandes novedades de este año, el flamenco y el unicornio, pasando por los típicos cocodrilos, patitos de goma gigantes, piñas, smarphone, etc.

Incluso el perfil del consumidor ha cambiado, ya que este artículo playero era más utilizado por niños o adolescentes, siendo ahora usado por gente de todas las edades. Los más pequeños de la casa siguen optando por las barquitas hinchables y los flotadores de pato.

En las tiendas de souvenirs de las zonas costeras se puede apreciar una amplia variedad de colchonetas y flotadores, cuyos precios oscilan entre los 4,95 euros y los 49,95, el más caro.

Noticias relacionadas

Los flotadores también han visto modificado su diseño, ofreciendo una variada tipografía: donuts con un mordisco, neumáticos de camiones, hasta otros de forma pentagonal para disfrutar en grupo. En la mayoría de hoteles se prohibe utilizar colchonetas y flotadores en las piscinas y en algunos, incluso, no permiten entrar con el flamenco o unicornio, que son los de mayor tamaño. En los beach clubs son precisamente estos dos artículos los más chics, donde bellas modelos lucen palmito durante las parties más selectas.