Imagen del niño del anuncio de Navidad, 'Hola, soy Edu, ¡Feliz Navidad!'?. | Newsline

2

Corrían las navidades del año 1997 y en las pantallas televisivas arrasaba un anuncio de una compañía telefónica en el que un niño con gafas sentado en un sofá se dedicaba a llamar a todos los números de la agenda de sus padres para desearles felices fiestas diciendo: 'Hola, soy Edu, ¡Feliz Navidad!'.

La campaña se convirtió en un éxito viral incluso antes de la existencia de Internet, en el anuncio más visto de toda la historia de la televisión y no había persona que no utilizase la frase para felicitar las fiestas a sus familiares y amigos.

Después de esta campaña publicitaria, el niño de las gafas volvió a protagonizar más anuncios de la compañía telefónica y de otros productos como caramelos o diarios deportivos.

Ya han pasado 20 años desde la aparición de estos anuncios y mucha gente se pregunta: ¿Qué fue del niño del anuncio 'Hola, soy Edu, ¡Feliz Navidad!'? Hoy en día aquel niño, que se no se llama Edu sino que su nombre real es Enrique Espinosa, es un joven emprendedor que ha desarrollado una exitosa carrera en el campo del desarrollo web y marketing digital y es el fundador de una consultoría tecnológica que luce el nombre de Agencia Ninja. «Lo he aprendido todo solo pero también me he arrimado a los mejores», afirma Espinosa.

Enrique Espinosa

Durante estos últimos años Enrique Espinosa ha llegado a la conclusión de que el marketing de lo implícito o el marketing sencillo combinado con soluciones digitales, es lo que más funciona para cualquier empresa que desee vender su servicio y producto. Espinosa ha combinado este tipo de marketing con la tecnología englobando tanto el marketing digital como el desarrollo web, ofreciendo un servicio integral de transformación digital.

En la actualidad, el día a día de Enrique Espinosa está totalmente alejado del mundo publicitario televisivo y todos sus esfuerzos están centrados en potenciar la consultora creada por él mismo y por otros socios para ofrecer desarrollos propios y transformar digitalmente pymes que necesitan un empujón y no saben cómo hacerlo ni pueden asumir el coste que representaría contratar a un director de marketing online, un programador, un diseñador web y un consultor tecnológico.