Un grupo de 'vermadors' de Macià Batle inicia la vendimia en la finca sa Torre, en Santa Eugènia. | J. Moyà

4

Los trabajos de la vendimia de las bodegas Macià Batle de Santa Maria del Camí se iniciaron este miércoles en la finca de sa Torre, en Santa Eugènia.

El propietario de las bodegas, Sebastián Rubí, organizó junto a su esposa, María Llaneras, una típica fiesta de vermar en la que reunieron a sus familiares más allegados y numerosos amigos. A las nueve y media de la mañana, cuando todavía el sol no arrancaba sudores, inauguraron la recolección de los racimos de uvas el gerente, Ramón Servalls (cortando los racimos a la antigua usanza, con un trinxet) y el mismo Rubí.

A ellos les siguieron el tall de vermadors, dirigido por el veterano coordinador de la venimia, Toni Ramis.

Servalls explicó que «la primera uva que vamos a vendimiar es la de la variedad chardonnay, a la que seguirá la de suvignon blanc».

«Este año se recolectarán menos kilos, pero se suplirán con la entrada en producción de otras diez hectáreas de nuevas viñas. Creo que igualaremos la cantidad cosechada del año pasado, que fueron un millón de kilos».