El industrial Carlos Esteban Fernández en la Colònia de Sant Jordi. | Guillem Mas

12

Carlos Esteban Fernández (Aranjuez, 1939) ha inventado un sistema que, en caso de desarrollarse, supondría un notable ahorro de combustible en los vehículos que transitasen por vías de circulación, incluidas las autopistas.

«Pienso que se ha utilizado la fuerza del viento, las olas del mar, los ríos, los embalses y los rayos solares para producir energía, pero no se ha tenido en cuenta todavía la fuerza más importante que tiene el planeta Tierra, que es la fuerza de la gravedad», expone Esteban.

Así, expone que «uniendo mis conocimientos de hidráulica y contando con la fuerza de la gravedad he pensado que si aprovechamos esta fuerza en las vías de circunvalación, incluso las autopistas, donde circulan vehículos de gran tonelaje, podríamos producir una fuerza mediante dos bases elevadas combinadas formando un circuito cerrado de presión hidráulica que moverían enormes generadores».