1

Pilar Casares y Rafael Benítez podrían hacer realidad su sueño, el próximo año, de viajar por todo el mundo en barco con sus cuatro hijos. El matrimonio llegó a Mallorca desde A Coruña, donde trabajaba en el sector náutico. Rafa, marino mercante, y Pilar, licenciada en Química, patrón de altura y mecánico naval suman miles de millas.

«Cuando llegamos a Mallorca solo teníamos nuestro barco y una furgoneta aparte de tres niños pequeños», comenta Pilar. No pasó mucho tiempo cuando empezaron a trabajar en empresas de chárter como patrones y equipo técnico, hasta que crearon la suya. «Pronto empezaron a llegar barcos a nuestra flota de chárter y en cuatro años teníamos una flota de siete veleros entre 10 y 15 metros, todos para alquilar con o sin patrón».

Pero un día, Rafa y Pilar, sin pensarlo dos veces, «cerramos la persiana, nos deshicimos de todo y compramos un barco de 15 metros y dos mástiles y lo preparamos para viajar, placas solares, una potabilizadora de agua y todas las cosas necesarias para vivir en el barco sin depender de nada ni nadie». Un objetivo que se cocinó en el náutico de s'Estanyol, donde tenían su empresa.

Siempre han navegado a escalas pequeñas de no más de 12 horas y luego pasar unos días en el lugar. Mallorca, Eivissa, Cartagena, Águilas, Almerimar, Nerja, Fuengirola, Gibraltar, Barbate, Rota, Mazagón y la primera gran escala de cuatro meses, en el río Guadiana. Allí, frontera con Portugal, decidieron establecerse durante el invierno. «Allí conocimos a mucha gente impresionante que venía, daban la vuelta al mundo. Existe una comunidad de transmundistas increíble».

Hace unos días han sido padres de su cuarto hijo en A Coruña, pero su intención es «poder regresar al mar en junio de 2016 y cruzar el Atlántico hasta alguna isla del Caribe, quizás Martinica. Ahora dedicamos todo nuestro tiempo a un proyecto que siempre nos había rondado por la cabeza, una web especializada en alquilar barcos en varios destinos del mundo, donde hemos entablado contacto en persona durante nuestros viajes con las empresas de chárter locales y sabemos que darán un buen servicio a nuestros clientes. Con nuestro estilo de vida podremos seguir abriendo mercado y conociendo a más personas para trabajar juntos».