Imagen de archivo de una araña cualquiera. | Reuters

14

Un turista australiano de 21 años sufrió el ataque de una araña que excavó en su pecho mientras dormía durante sus vacaciones en Bali, Indonesia, según informa el diario 'The Telegraph'.

Dylan Thomas se percató de una extraña sensación en el ombligo y tras revisar su abdomen observó una ligera marca roja que el turista atribuyó a una simple alergia por lo que acudió a una farmacia para que le suministraran una fármaco antihistamínico.

Al pasar los días, la herida empezó a alargarse por el pecho con dirección al cuello de Thomas. Preocupado por su situación, el joven fue a la clínica para hacerse unas placas radiográficas, descubriéndose así la araña bajo la piel.

Los médicos decidieron utilizar el bisturí y, por sorpresa, descubrieron una pequeña araña venenosa que había estado 'excavando' por la piel del joven, y dejando restos de veneno en el cuerpo.

Los doctores del centro médico de Bali explicaron que la araña había entrado en su cuerpo por la cicatriz que le había quedado a Dylan cuando le operaron del apéndice.

A pesar de que el animal regó su veneno en la dermis de Thomas, la situación no resultó grave y tras ser operado para extirpar el animal, éste fue dado de alta inmediatamente.