Hay que gozar de buena salud para obtener el carnet o la prórroga del mismo. | Pixabay

4

Para sacarse el carnet de conducir es imprescindible superar un reconocimiento médico, mediante el que se asegura que el conductor goza de un buen estado de salud y que, al menos en este sentido, no supone un riesgo para la seguridad vial. Los facultativos realizan una superficial revisión médica, aunque también escarban entre el historial clínico del futuro conductor para ratificar su buen estado de salud. En este sentido, la DGT ha elaborado un listado de enfermedades incompatibles con la conducción. Por tanto, si el conductor las padece, no podrá conducir legalmente ni sacarse el carnet, a no ser que cuente con un informe médico favorable. Esto se debe a que las personas que sufren una de estas enfermedades tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente en comparación con el resto de la población. Por ejemplo, quienes sufren problemas mentales tienen un riesgo de accidente de 1,72, frente a los conductores comunes (1). Las enfermedades en cuestión se agrupan en nueve grupos:

  • Enfermedades cardíacas: abarca a quienes sufren de arritmias, los que tienen marcapasos, prótesis valvulares o los que hayan sufrido un infarto de miocardio. Solo transcurridos seis meses tras el percance, podrán acudir al médico. Si el informe del facultativo es favorable, podrán volver a conducir.
  • Enfermedades vasculares: aneurismas y disecciones. Si se sufre un aneurisma de grandes vasos con riesgo de rotura, la persona estará incapacitada para conducir. Solo tras la valoración positiva del médico se podrá conseguir una prórroga del carnet de conducir de entre 1 y 10 años. En el caso de las disecciones, si el informe médico es favorable, el permiso de conducir se podrá obtener, pero solo con una prórroga de 1 o 2 años.
  • Enfermedades endocrinas: los que necesiten inyecciones de insulina tendrán que consultar con el médico su idoneidad para conducir. En el caso de sufrir diabetes mellitus insulinodependiente o tomar medicamentos hipoglucemiantes, la validez del carnet es de entre 1 y 5 años. Por otro lado, los enfermos de hipotiroidismo y paratiroides, con informe médico positivo, podrán obtener una licencia de entre 1 y 10 años.
  • Enfermedades psiquiátricas: esto abarca a demencias, trastornos de la personalidad, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, trastornos obsesivo compulsivos, hiperactividad, trastornos de desarrollo intelectual y alcoholismo o drogodependencia, entre otros. Por lo que respecta a estas patologías, deberán ser analizadas caso por caso. La aptitud para conducir dependerá del tipo de enfermedad y del estado del paciente.
  • Enfermedades neurológicas: quienes hayan sufrido un episodio de pérdida de conciencia en el último año no podrán renovar el carnet. Si lo pueden hacer los que han sufrido crisis epilépticas en el último año con informe médico positivo.
  • Enfermedades digestivas: por lo general, las personas con enfermedades digestivas no tienen problemas en la obtención del carnet. Solo quienes han sufrido un trasplante de riñón han de dejar pasar seis meses tras la operación para poder conducir.
  • Enfermedades respiratorias: quienes sufren apneas de sueño pueden obtener el carnet de conducir con prórrogas de tres años. Sin embargo, si se padecen disneas en reposo o de esfuerzo leve no pueden conducir bajo ningún concepto.
  • Enfermedades oncológicas: las personas que han padecido una enfermedad oncológica pueden obtener la prórroga del carnet de conducir transcurrido un año del fin de la enfermedad. En el caso de sufrir trastornos oncohematológicos habrá que esperar 10 años de la remisión de la enfermedad para renovar el carnet.
  • Enfermedades crónicas y degenerativas: esto comprende el temblor esencial, alzheimer, artritis reumoide, distrofia, esclerosis múltiple, osteoporosis, parkinson, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Por norma general estas personas son declaradas no aptas para conducir, aunque se puede recurrir la decisión al Comité Médico de la DGT si consideran que están en facultades para conducir de forma segura.