La unidad que hemos probado incorpora el propulsor 1.6 TGDi de 177 CV, el más potente de la gama, que contaba con cambio manual de 6 velocidades

1

Con sólo acceder al interior de esta versión más deportiva del Tucson, la NLine, uno se da cuenta de que la marca surcoreana se ha esmerado bastante tanto en la calidad de sus elementos como en todo lo que se refiere a nuevas tecnologías, sobre todo en lo que respecta a la seguridad de sus ocupantes.

Concesionario

Proa Automoción

Precio

Desde 18.300 euros

Sin embargo, tratándose de una variante más deportiva, los elementos diferenciales son bastante reducidos. Dispone de ribetes rojos en el interior, unos asientos con piel de alcántara, un alerón posterior y unos retrovisores de diferente color o de unas llantas de color negro

Curiosamente, el nombre Hyundai significa literalmente modernidad, con lo que desde hace ya dos o tres años, quizá desde la puesta a la venta del nuevo i30 e i40, está fabricando unos productos realmente modernos y al día, que no tienen nada que envidiar a los de la competencia japonesa o europea.

La parte delantera se caracteriza por contar con unas luces de atractivo diseño, muy en la línea de los diseñadores asiáticos, en las que destaca el hecho de que sean muy finas y alargadas, con una iluminación tipo led en la parte interior de los parachoques, que son por cierto también muy voluminosos. Destaca también una nueva parrilla imponente, que se caracteriza también por el hecho de estar cromada.

La parte posterior dispone de unas tulipas de moderno diseño que tienen iluminación led, que combina perfectamente con las formas de las luces delanteras. Estas últimas destacan por iluminar perfectamente de noche, además de disfrutar de un efectivo cambio automático de luces.

La unidad que hemos probado incorpora el propulsor 1.6 TGDi de 177 CV, el más potente de la gama, que contaba con cambio manual de 6 velocidades. Nos ha llamado la atención que sólo tuviera dos modos de conducción, Normal y Sport, y que no dispusiera de un modo ECO. Se trata de un vehículo que ofrece unas buenas cualidades dinámicas; los 9,2 segundos que tarda para acelerar de 0 a 100 Km/h muestra bien a las claras el carácter semi-dinámico de esta versión en concreto.

Además, la recuperación del motor es también destacable. La cifra de 205 Km/h de velocidad máxima también es más que suficiente para poder circular a un ritmo alto sin problema.

El consumo también es bastante contenido para la potencia de qué dispone porque los 6,7 litros anunciados por la marca, nosotros los hemos aumentado sólo hasta los 7,8, que sigue siendo una buena cifra teniendo en cuenta el rendimiento del motor.

El comportamiento en carretera es bastante bueno, ya que el Tucson dispone de unas suspensiones muy equilibradas, que absorben perfectamente las irregularidades del terreno y que le permiten trazar las curvas sin tener tendencia a subvirar.

Del interior hay que destacar el hecho de que sea bastante moderno en todos los aspectos. Los marcadores tienen una configuración muy lógica, con unos marcadores de fácil lectura. También cabe destacar la información digital que aparece en una pantalla situada en la parte central de los marcadores, en la que los datos aparecen en colores diferentes, que favorece la fácil lectura.

En la parte central de la consola se encuentra la pantalla táctil, de dimensiones considerables, en la que se pueden manejar toda una serie de ajustes que ayudan a la mejora del ambiente interior del vehículo. Quizá sería más estético si no tuviera la pantalla que sobresaliera del conjunto.

La habitabilidad interior es muy buena, ya que tres adultos pueden ocupar las plazas posteriores sin ningún tipo de estrecheces. El conductor va cómodamente sentado aunque podría tener un poco más de espacio para las piernas lateralmente. Los asientos, por su parte, son un poco demasiado duros, aunque se pueden hacer kilómetros sin llegar a estar incómodos. Un ribete rojo por todo el habitáculo le da un cierto aspecto deportivo.

El maletero, por su parte tiene 488 litros de capacidad y es de fácil acceso, lo que facilita de forma clara el acceso a la carga.

Lo mejor

La relación calidad- precio y su buena habitabilidad son sin duda dos de los grandes atributos de este modelo surcoreano.

Lo peor

La visibilidad posterior y ausencia del modo ECO son dos de los pequeños inconvenientes de este interesante SUV.

Ficha técnica

Motor: 1.6 T-GDI
Cilindrada: 1.591 cc
Combustible: Gasolina
Potencia máxima CV: 177 CV
Aceleración 0-100 Km/h: 9,2 segundos
Velocidad máxima (Km/h): 205 Km/h
Consumo: 6,7 l/100 Km
Capacidad maletero (litros):488 l.