Todas las regiones importantes han contribuido a este crecimiento.

Volvo Cars ha comenzado con fuerza 2019 tras comunicar que durante el mes de enero sus ventas globales han aumentado un 16,7 % en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

La marca vendió en enero un total de 50.679 vehículos gracias, sobre todo, al mantenimiento de la fuerte demanda de su galardonada gama de SUV. Los vehículos más recientes —el V60 y el S60— también han contribuido a este fuerte incremento de las ventas.

En China, las ventas de enero se han visto impulsadas por la demanda de los modelos XC60 y S90 de fabricación nacional hasta alcanzar un total de 11.957 vehículos. En EE UU se han vendido 5.854 unidades y el modelo más vendido durante el primer mes de 2019 ha sido el XC60, seguido del XC90. En Europa, las ventas han ascendido a 26.195 vehículos. Este excelente rendimiento se debe a la gran demanda de los SUV XC60 y XC40, así como del nuevo V60.