Estos modelos son una opción muy competitiva para profesionales.

El sector del taxi es uno de los más exigentes en cuanto a lo que requiere de un vehículo. Confort de marcha, comodidad a bordo, habitabilidad, rendimiento, eficiencia… Todos estos atributos son imprescindibles para los profesionales del sector y suponen un reto. Consciente de estas necesidades, Citroën cuenta con algunos de sus modelos ‘Made in Spain’ más icónicos y de referencia adaptados para el uso como taxi: los C4 Picasso, Grand C4 Picasso y C-Elysée, que fueron protagonistas en la reciente Feria del Taxi de Madrid.

Por sus prestaciones, volumen de maletero, equipamiento de seguridad y costes de mantenimiento, estos modelos son una opción muy competitiva para profesionales que exigen lo máximo a su vehículo. El Citroën C-Elysée cuenta con la versión VTi 115 GLP Ferrosite, una transformación a GLP (Gas Licuado de Petróleo) con las ventajas medioambientales y el ahorro económico que esto supone.