El 718 Cayman utiliza los mismos nuevos motores bóxer que emplea el 718 Boxster. | Francisco Tortella Mas

0

El nuevo 718 Cayman ha experimentado un importante desarrollo, tanto en su diseño como en su tecnología. El morro tiene una forma más afilada, que da una apariencia más ancha y poderosa al frontal. Las estrechas ópticas adicionales delanteras situadas por encima de las entradas de aire, que contienen las luces de posición y los intermitentes, refuerzan aún más esa impresión. Completan el frontal del 718 Cayman unas tomas de refrigeración más grandes y los faros bixenón de nuevo diseño, con luces de conducción diurna LED. Visto desde el lateral, el nuevo deportivo coupé muestra unos llamativos pasos de rueda y estribos. La rediseñada parte trasera tiene un aspecto más ancho, debido a la banda en color negro brillante y con las letras Porsche integradas que lleva entre los dos pilotos.

En el habitáculo llama la atención la parte superior del salpicadero de nueva factura que incluye las salidas de ventilación. El nuevo volante deportivo con el diseño del 918 Spyder, así como una amplia gama de opciones de conectividad, se añaden al interior del 718, junto al Porsche Communication Management (PCM), que es ahora de serie. También forman parte del equipamiento estándar la instalación para teléfono móvil, la interfaz de audio y el Paquete de Sonido Plus de 150 vatios. Existen otras opciones para ampliar el PCM, como el módulo Connect, que incluye extensiones especiales para smartphone, como el puerto USB, el Apple CarPlay y el Porsche Car Connect. Asimismo está disponible el módulo de navegación con sistema de control por voz, que facilita la introducción de los destinos.

Para estar en consonancia con el aumento de prestaciones del coche se refuerza el sistema de frenos, que utiliza unos discos de 330 mm de diámetro en el eje delantero, mientras que los traseros pasan a ser de 299 mm. El 718 Cayman lleva ahora el sistema de frenos que previamente estaba reservado al Cayman S. Por su parte, el 718 Cayman S utiliza las pinzas de cuatro pistones del 911 Carrera, combinadas con discos de freno 6 mm más anchos.

Los muelles de suspensión y las barras estabilizadoras se han diseñado para ser más firmes y también se han revisado los reglajes de los amortiguadores. La dirección, que es ahora un 10 % más directa, mejora la agilidad y la diversión al volante.

En cuanto a mecánicas, el nuevo Porsche 718 Cayman utiliza los mismos nuevos motores bóxer de cuatro cilindros con turbocompresor que emplea el 718 Boxster. La versión básica, con una cilindrada de dos litros, ofrece 300 CV. El modelo S, con sus 2.5 litros de cilindrada, llega hasta los 350 CV. El consumo medio de combustible va desde los 5,7 a los 8,1 litros por cada 100 kilómetros recorridos. El propulsor dos litros del 718 Cayman consigue un par de hasta 380 Nm que está disponible entre las 1.950 y las 4.500 revoluciones. El motor de 2.5 litros del 718 Cayman S dispone de un turbocompresor con turbina de geometría variable VTG. En el 718 Cayman S este turbo VTG cuenta adicionalmente, y por primera vez, con una válvula de descarga (wastegate).

Su par llega a 420 Nm (50 Nm más), entre las 1.900 y las 4.500 rpm. El 718 Cayman equipado con la caja de cambios PDK de doble embrague y el paquete opcional Sport Chrono acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. En el 718 Cayman S esa cifra de aceleración es de 4,2 segundos. El 718 Cayman alcanza una velocidad máxima de 275 km/h, mientras que el 718 Cayman S llega a los 285 km/h.