El fabricante germano da a conocer el nuevo modelo tope en la gama Gran Turismo que llega cargado de lujo y prestaciones

Porsche sitúa a su Panamera más rápido, más potente y más lujoso en la cima de la gama del Gran Turismo. Con una potencia de 570 cv y una velocidad máxima de 310 km/h, que se complementan con una gran variedad de opciones al más alto nivel, el Panamera Turbo S tiene garantizado un estatus muy especial en su segmento de mercado. Y además, por primera vez también estará disponible una versión Executive para el Panamera Turbo S, con una distancia entre ejes ampliada en 15 centímetros.

El carácter lujoso y deportivo del nuevo Panamera Turbo S se hace evidente no sólo en el rendimiento dinámico, sino también en los elementos distintivos de su apariencia. El Palladium, un color exterior metalizado que únicamente se ofrece para esta variante, le da al nuevo modelo un aspecto exclusivo y realza su clase y elegantes contornos. Una de esas señas de identidad relacionadas con el excelente dinamismo son las llantas 911 Turbo II de 20 pulgadas, que no sólo son más grandes sino también más anchas que las de serie que se emplean en las demás versiones del Gran Turismo. El spoiler trasero de cuatro posiciones, pintado en el mismo color exterior, es otro elemento único.

La síntesis entre exclusividad y deportividad se confirma en el habitáculo con la tapicería de cuero en dos tonalidades, un elemento que viene de serie. Otro punto destacado es el nuevo paquete interior en Nogal Oscuro. La nueva decoración incluye un toque de rojo, que proporciona un efecto ligeramente más frío, y el habitáculo del Panamera Turbo S se completa con el escudo de Porsche en relieve sobre los reposacabezas delanteros.

En cuanto a la mecánica, los 50 CV adicionales que desarrolla este motor de 570 CV en comparación con el del Panamera Turbo se han conseguido revisando diversos componentes. Porsche utiliza en el Panamera Turbo S dos nuevos turbos con compresores más grandes.

Estos incrementan el flujo de aire y el cargador inyecta más oxígeno a las cámaras de combustión en condiciones de mucha carga y velocidad alta. Además, la presión de inyección se ha aumentado en 20 bares, hasta los 140. Estas dos innovaciones también conllevan una carga superior para los componentes, que son absorbidas por pistones hechos de una nueva aleación de aluminio y unos segmentos con un recubrimiento especial. Gracias al sistema de escape deportivo opcional, el Panamera Turbo S ofrece la posibilidad de contar con un sonido propio de la competición cuando el conductor lo desee.

El nuevo Panamera, que representa la cima de este modelo de Porsche, lleva una lista excepcionalmente amplia de equipamiento, muy apropiada para un coche que se sitúa en lo máximo de la categoría de berlinas premium. Incorpora de serie todos los sistemas dinámicos de control disponibles en la gama. El sistema de control dinámico de chasis (Porsche Dynamic Chassis Control - PDCC), un sistema activo que compensa el balanceo, -comienza reduciendo la inclinación lateral del vehículo cuando se aproxima a una curva-, por lo que se aumenta la agilidad y el confort a partes iguales.

El bloqueo mecánico del diferencial (Porsche Torque Vectoring Plus - PTV Plus) trabaja distribuyendo el par de forma variable a las ruedas traseras, en combinación con un diferencial autoblocante posterior controlado electrónicamente, para mejorar la tracción en cualquier situación. Gracias a sus frenos cerámicos (Porsche Ceramic Composite Brake - PCCB), el Panamera Turbo S se beneficia de un sistema de frenos de altas prestaciones que es muy resistente a la fatiga y al desgaste. El sistema de dirección electro-mecánica (Power Steering Plus) varía la sensibilidad de la dirección en función de la velocidad.

El chasis del Panamera Turbo S incorpora el sistema de suspensión activa (Porsche Active Suspension Management - PASM), un control adaptativo que actúa tanto sobre la amortiguación como sobre la suspensión neumática, aportando un volumen de aire adicional que garantiza un óptimo comportamiento.