Este miércoles se celebró una reunión para coordinar la seguridad en las fiestas de Sant Antoni.

Las fiestas de Sant Antoni de sa Pobla mantendrán el Piromusical durante la noche de la revetla, el 16 de enero, según confirmó ayer el alcalde, Llorenç Gelabert. En las ediciones de 2021 y 2022, el espectáculo fue suprimido para evitar aglomeraciones por las restricciones sanitarias y se realizaron una serie de reuniones con representantes políticos y de entidades santatonieres en las que se trató la posibilidad de trasladar el Piromusical a otra fecha para no coincidir con el momento de mayor afluencia de público en la plaza. Ahora, y sin las limitaciones por la pandemia, el Ajuntament ha decidido mantener el Piromusical a las nueve de la noche de la Nit Bruixa.

El alcalde manifiesta que «el Sant Antoni pobler de 2023 volverá a tener todos los elementos de la fiesta de antes de la pandemia. Ya se ha convocado el concurso para elegir el cartel y estamos seguros que todos los actos tradicionales volverán a convertir nuestra fiesta en el momento más esperado del año». Ayer tuvo lugar en la sala de plenos una reunión para coordinar la seguridad en las fiestas de Sant Antoni.

Los diferentes cuerpos volverán a realizar un gran despliegue para la revetla, momento en el que la plaza reúne a más público para ver los dimonis, caparrots y el Piromusical. Desde varias entidades locales se había propuesto trasladar el Piromusical a la semana anterior, cuando se celebra el Correfoc, y así permitir que la Plaça Major se convirtiera durante la revetla del 16 de enero en un lugar que concentrara la fiesta de carácter más tradicional y popular.