Una de las vallas derribadas.

La Policía Local de Alcúdia ha abierto una investigación para tratar de localizar a los autores de los múltiples destrozos que se registraron durante la madrugada del sábado al domingo en el parque infantil de Alcanada. Según informa el cuerpo policial, los hechos ocurrieron entre las cuatro y las cinco de la mañana, cuando un grupo de personas accedió al recinto y se dedicó a derribar las vallas de madera que delimitan el parque infantil hasta solo dejar un pequeño tramo intacto.

Además de dejar las vallas tiradas se produjeron otros desperfectos en el recinto de ocio infantil.Los agentes que acudieron a inspeccionar el parque el domingo por la mañana precintaron la instalación por el peligro que suponían las maderas astilladas para los usuario.

A la vez se abrió una investigación para tratar de localizar a los autores de este suceso vandálico y la Policía Local de Alcúdia solicita la ayuda de la ciudadanía para lograrlo. Si alguna persona fue testigo del acto de incivismo pueden contactar con la policía por vía telefónica o a través de su perfil de Facebook. Diversos vecinos han denunciado también que esta zona se ha convertido en los últimos meses en un lugar habitual de reunión para hacer botellones.