Vecinos y restauradores entregaron las 7.619 firmas. | ARCHIVOS

Vecinos de Muro y empresarios que regentan los restaurantes de la playa de la Caseta dels Capellans entregaron ayer 7.619 firmas contra el deslinde que propone la Demarcación de Costas para este poblado de casitas de veraneo situado en Platges de Muro.

Las firmas han sido recogidas a través de la plataforma digital change.org y ayer fueron entregadas tanto al Consell como al Govern. La iniciativa pretende evitar que el deslinde marcado por la Ley de Costas afecte a 22 casas y a los tres restaurantes de este tramo de playa. El promotor de la recogida de firmas, Jaume Ballester, insistió ayer ante el Consolat de Mar en que la denegación del permiso para montar terrazas, con sillas y mesas, sobre la arena que se hizo efectivo el verano pasado «supone un perjuicio económico para 70 familias de los restaurantes y 22 familias de las casetas».

Tanto los restauradores como la Associació de Veïns de Capellans, cuyo presidente, Joan Álvarez, acudió a la entrega de firmas, esperan con expectación el traspaso de competencias de Costas del Gobierno central al Govern balear, anunciada para hoy.